El estado de salud del expresidente de la Xunta y fundador del PP, Manuel Fraga, ha empeorado en las últimas horas de este domingo, después de que un fuerte catarro le esté ocasionado problemas respiratorios, han informado fuentes de su entorno.

Fraga cogió un catarro el pasado 1 de enero que se ha ido agravando Fraga, de 89 años, que recientemente se retiró de la vida política, está siendo atendido en su domicilio en Madrid, donde permanece acompañado de todos sus hijos. Las mismas fuentes han precisado que, ante el agravamiento de salud, también en los últimos días han visitado al político gallego varias de sus hermanas.

Al parecer, Fraga cogió un catarro el pasado 1 de enero, que se ha ido agravando hasta producirle un problema respiratorio.

El político gallego había reducido en los últimos meses sus apariciones públicas, especialmente desde que el pasado abril una caída doméstica le provocó una rotura en la cadera, de la que fue operado con éxito. Tampoco veraneó en su tierra natal como era costumbre y prefirió quedarse en su domicilio de Madrid. El pasado mes de septiembre anunció su retirada de la política activa.

Manuel Fraga nació en 1922 en el municipio lugués de Vilalba, y fue presidente de la Xunta de Galicia desde febrero de 1990 hasta el 29 de julio de 2005. En 1976 creó Alianza Popular, formación que en 1989 pasaría a refundarse bajo el nombre de Partido Popular. Fue candidato por Alianza Popular en las primeras elecciones generales democráticas que se celebraron en España en 1977. Su última aparición en unas generales fue en el año 1986.

Durante la dictadura franquista ocupó carteras como la de Información e Interior. Precisamente por su etapa como ministro de Franco, la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica de A Coruña ha pedido esta pasada semana a una jueza argentina que encause a Fraga como cómplice de los crímenes de la dictadura española.