UGT y CCOO avisan que se pasará de 50.000 parados en el primer semestre y piden unidad para el plan de empleo

Lamentan la precariedad laboral y que solo se hable de recortes y no de inversiones, y exigen medidas para evitar el fraude fiscal

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT de Cantabria han alertado de que el paro va a seguir subiendo en la región, donde se superará la cifra de 50.000 desempleados en el primer semestre de este año (2011 cerró con un total de 49.273 personas sin trabajo). En el segundo, han añadido, habrá que "ver si somos capaces de contener esa hemorragia".

Así lo han señalado los secretarios generales de CCOO y UGT en la Comunidad, Vicente Arce y María Jesús Cedrún, respectivamente, en una entrevista a RNE, recogida por Europa Press, en la que, además de lamentar la precariedad laboral y el que "solo" se hable de recortes y no de inversiones, han pedido unidad de cara al plan de empleo, cuyas negociaciones arrancan el próximo viernes, 13 de enero.

En este sentido, han deseado que los problemas de la CEOE-Cepyme, —inmersa en un proceso electoral para renovar la Junta Directiva a raíz de la crisis surgida en el seno de la patronal el pasado año—, "se arreglen cuanto antes", para ir "todos juntos y con las mismas propuestas" a las reuniones con el Gobierno. Y es que, en ese caso, el Ejecutivo debería "asumirlas", toda vez que están basadas en el diálogo y el consenso, según los sindicatos.

En relación a la situación del mercado de trabajo, Arce ha apuntado que en 2011 se rubricaron en Cantabria cerca de 153.000 contratos, que son "muchos", lo que evidencia que "es muy fácil contratar y descontratar", es decir, entrar y salir de una empresa. De hecho, más del 64% de los ocupados han estado "entrando y saliendo constantemente" del mercado de trabajo. "Hay que corregir esto y salir de la crisis de una situación distinta a la que entramos", ha reivindicado.

En este sentido, Cedrún se ha referido al plan de empleo que, como ha dicho, "no funciona si no se mueve la economía", es decir, si no entra liquidez en las empresas y no se reactiva el consumo. "Si las empresas no deciden seguir invirtiendo y crear empleo, el plan de empleo no sirve para nada", ha avisado.

También ha recordado que las prestaciones son "cada vez menores" y, al mismo tiempo, aumenta el número de personas que pierden el derecho al subsidio. Como ha vaticinado, este último colectivo seguirá incrementándose con la congelación del salario mínimo interprofesional (SMI), una medida "gravísima" con consecuencias "muy duras" para quienes están "en peor situación".

En cualquier caso, la sindicalista de UGT ha recordado que habrá más anuncios con nuevos recortes. "Ya nos han mentalizado que de aquí a marzo habrá recortes permanentemente y entonces serán los más graves", ha dicho.

"Solo se habla de recortes y no se habla de inversiones. Mientras no se hable de inversiones y de economía productiva, podrán seguir adelgazándonos todo lo que quieran que, con la voracidad de los mercados hasta límites insospechados, no se moverá la situación", ha alertado.

Revisión de presupuestos y empleo en empresas públicas

Al hilo de lo anterior, y a propósito de la revisión trimestral de los recién aprobados presupuestos de Cantabria, Cedrún ha deseado que "ojalá" la medida anunciada por el presidente, Ignacio Diego, sea para "revisarlos al alza".

Así, confía en que haya más ingresos y se puedan dotar más partidas No obstante, ha pronosticado que el "deterioro" será "mayor" en los servicios que reciben los ciudadanos, lo que se evidencia, según ha dicho, en la tasa de reposición de puestos de trabajo en ámbitos como la sanidad o la educación, que es del 10%, mientras que en las demás áreas "no hay nada".

A este respecto, la sindicalista ha señalado que ese deterioro se ha iniciado en educación con la reducción "drástica" de las becas de comedor, y aunque ha admitido que no se han cerrado colegios o centros de salud, "otra cosa es lo que queda dentro", ha comentado.

Sobre la situación de las empresas pública, Arce ha asegurado que "de momento" el Gobierno no ha presentado ningún ERE (Expediente de Regulación de Empleo) o propuesta orientada a la reducción de las plantillas.

No obstante, ha admitido que sí ha habido "alguna conversación" con consejeros, como el de Medio Ambiente, Javier Fernández, no tanto sobre excedente de personal en entidades como MARE, sino más bien acerca de la necesidad de cambiar o renegociar sus condiciones, que estaban "muy limitadas" por un convenio "muy rígido".

Con todo ello, ha remarcado el secretario de CCOO, la situación actual "no da para mucho más" y "sin ninguna duda" se va reflejar sobre las plantillas, sea con despidos o, por ejemplo, con no cubrir bajas.

Debilidad sindical y huelga general

Por otro lado, respecto a la situación de las formaciones sindicales, los máximos dirigentes de UGT y CCOO en Cantabria han coincidido en que desde hace tiempo hay "un continuo ataque" y "muchos intereses" de que salgan de la crisis "bastante debilitados".

Frente a ello, se muestran decididos a apostar por el diálogo y la concertación social, que es su "principal valor y fuerza", según ha recordado Arce.

"Parece que somos los culpables de la crisis", ha lamentado Cedrún, que achaca el intento de "debilitar" a los sindicatos para evitar que "respuestas contundentes" ante la realidad del mercado laboral.

Tras recordar que los sindicatos tenían que apostar por el empleo o las mejoras de las condiciones laborales y que se decantaron por lo primero, la representante de UGT ha opinado que las formaciones sindicales son las únicas que están "haciendo los deberes" y poniendo "soluciones encima de la mesa y haciendo sacrificios".

A este respecto, ha reivindicado iniciativas para evitar el fraude fiscal y lograr que el dinero español que está en paraísos fiscales "vuelva" a nuestro país. "No sé si sería el momento de presentar una amnistía fiscal a cambio de que estos patriotas que hablan de la necesidad de la reforma laboral compren deuda española", ha reflexionado.

Finalmente, en relación a una posible huelga general, ha comentado que se podría convocar "por muchas razones" pero, poniendo a Grecia como ejemplo (país que ha desarrollado más de una decena), se ha preguntado si de esta forma se solucionaría algo. Ha recordado al respecto que una huelga general es una huelga para "cambiar las políticas" de los gobiernos y en nuestro país "no gobierna España, sino Europa" ya que las decisiones vienen "impuestas" fundamentalmente desde Alemania y también desde Francia, ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento