'Girl with a White Dog'
'Chica con perro negro' (1950 -51), uno de los retratos de Freud Lucian Freud - © Tate, London 2012

Lucian Freud (1922-2011) pintaba sólo del natural: "Nunca podría pintar algo que no estuviera ante mí. Todo es autobiográfico y todo es un retrato, incluso si es sólo una silla".

La National Portrait Gallery de Londres prepara  la primera exposición que explora el retrato en la obra del recientemente fallecido Lucian Freud, alemán de origen e inglés de adopción. Es la muestra más ambiciosa en diez años de la obra del artista, que trabajaba en la selección de los trabajos junto a la galería en el momento de su muerte.

Divididos en periodos y personajes importantes de la vida y la obra del autor, los cuadros descubren la evolución del estilo y la virtuosidad técnica con que retrataba a los que él llamaba "gente de mi vida": "Los retratos de Freud constituyen una vida representada en pintura más que una retrospectiva biográfica", declara Sarah Howgate, comisaria de la exposición.

Del barón Thyssen a Francis Bacon

Amantes, amigos y familia posaron para que el pintor los delatara con la intensidad y el drama psicológico que era capaz de plasmar con su lenguaje artístico. Entre él y el retratado había siempre una relación personal intensa. Su madre Lucie, el artista David Hockney, el barón Thyssen-Bornemisza y pintores como Francis Bacon y John Minton fueron algunos de sus modelos.

Retrató a amantes, amigos y familia con intensidad y drama psicológicoLa muestra, que se inaugurará el 9 febrero, reune entre préstamos de museos y colecciones privadas de todo el mundo más de 100 cuadros y trabajos en papel del pintor pertenecientes a siete décadas, desde los años cuarenta hasta su muerte en julio de 2011.

El pintor, que murió a los 88 años, era nieto de Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis.