Barrio Prosperidad
Un hombre pasea por la plaza de Prosperidad que tiene varias alturas. Jorge Paris

La plaza de Prosperidad (Chamartín) tiene sus días contados como "zona de ocio y lugar de encuentro".

Así lo cree la asociación de vecinos Valle-Inclán, que ha convocado para mañana una manifestación contra la remodelación prevista por el Ayuntamiento. La protesta arrancará a las 12.00 en la misma plaza.

Se perderán árboles con la reforma proyectada

"La reforma supondrá la pérdida de árboles", denunció a 20 minutos Gloria Cabana, presidenta de la organización. "También desaparecerán asientos, ya que quieren sustituir los bancos actuales por otros con divisiones en medio, para que la gente no pueda tumbarse".

Una plaza "en cuesta"

Pero una de las cuestiones que más molesta a los vecinos es que la plaza, distribuida en varias alturas, se convertirá en una superficie "en cuesta", lo que "hará que deje de ser un lugar de reunión para convertirse en zona de tránsito".

 Este recelo es injustificado, según el Ayuntamiento. "No se retirará ningún árbol sano –dice el director general de Vías Públicas, Fermín Oslé–. Habrá bancos suficientes y, por supuesto, la plaza quedará llana. Dejarla en cuesta no se le ocurre ni al que asó la manteca".

También en el Parque de Berlín

La reforma de la plaza de Prosperidad no es el único proyecto de Chamartín que enfrenta a los vecinos con el Ayuntamiento. También es conflictivo el aparcamiento de 800 plazas proyectado bajo el parque de Berlín.

El aparcamiento en el parque de Berlín es innecesario

"Es innecesario, alterará la capa freática, acabará con un número indeterminado de árboles y empeorará el tráfico en la zona", según la asociación de vecinos Valle-Inclán.

Creen, además, que "desaparecerán unas pistas deportivas gratuitas y se construirán en su lugar otras de pago".