El presidente del Gobierno asturiano, Francisco Álvarez cascos, ha propuesto este sábado, último día de 2011, que todos los asturianos "vayamos juntos en lo básico" para que "2012 sea un año de recuperación y progreso". Además, ha mostrado su compromiso "reformista" de abandonar "el camino de la vieja política fracasada".

Así lo ha señalado el máximo responsable del ejecutivo asturiano en un discurso de fin de año, en el que ha pedido confianza a la ciudadanía, y ha destacado diversas medidas de su gobierno que, desde su punto de vista, "han introducido aire fresco" en la cosa pública. Además, a modo de anuncio, ha señalado su intención de celebrar siempre la fiesta del 8 de Septiembre con una comunidad de asturianos en el extranjero. En 2011 fue la de Argentina.

"Si todos vamos juntos en lo básico, 2012 será un nuevo año de recuperación y de progreso", ha vaticinado el presidente, quien "cada día que pasa eleva la intensidad de su entusiasmo por servir a Asturias y a todos los asturianos, desde la humildad de quien quiere aportar su experiencia, arrimar el hombro y buscar aires renovados para los problemas viejos". Y también, ha comentado, "desde la firme convicción acerca de la necesidad de abandonar urgentemente el camino de la vieja política fracasada". Así, ha expresado su "obligación de avanzar por un nuevo camino reformista y europeísta que garantice la cohesión de todas las regiones españolas, sin discriminaciones ni exclusiones". "Vayamos juntos en la dirección contraria a la resignación, a la complacencia y al fatalismo", anima el presidente.

El presidente ha hecho un breve repaso a sus seis meses de Gobierno, en los que "además de tratar de introducir luz y aire fresco en la 'cosa pública' asturiana mediante la aplicación de los principios de austeridad, transparencia y control del dinero de todos los asturianos, se han puesto ya en marcha muchas de las medidas que deben constituir los cimientos sobre los que ha de asentarse nuestra recuperación económica".

En este sentido ha destacado "iniciativas para paliar nuestra despoblación, como el cheque bebé, o para combatir la lacra del desempleo, como el salario joven, se unen a otras encaminadas al cumplimiento del mandato de la estabilidad y del control del déficit público; o a la defensa de sectores básicos de la economía asturiana, como la minería del carbón o la construcción naval o la metalurgia o la agroganadería, en distintos escenarios europeos".

Responsabilidad de los asturianos

No obstante, ha reconocido que "el año 2011 ha sido un año durísimo del que son un dramático exponente los casi 90.000 asturianos en el paro, o los que subsisten en la desesperanza, o los que viven bajo el umbral de la pobreza, que reclaman la atención prioritaria del Gobierno del Principado".

Además, desde su punto de vista "nada de lo que ha ocurrido y de lo que ocurre en Asturias, en la Asturias de hace poco y en la Asturias de ahora mismo, procede de una extraña confabulación del infortunio que hubiese elegido como escenario esta hermosa tierra; todo lo que ha ocurrido y ocurre en Asturias es fruto y es responsabilidad directa de los asturianos".

De cara a 2012, Cascos apuesta por "una Asturias plural", en la que "cada uno opte libremente por la estrategia de su esfuerzo, pero que nadie entienda que, incluso la Asturias que no le gusta, le resulta ajena". Así, propone que "todos nos otorguemos mutuamente un estatuto de confianza, de buena fe, de cordial vecindad, porque la escena más triste sería la de una Asturias que cava cada día su propio hoyo, y se hunde en él cada día más, con una complacencia suicida".

Ha tenido también palabras de recuerdo para los asturianos de la diáspora: a quienes "por unas u otras razones, se ven obligados a vivir su asturianía desde la lejanía". "En mi primer viaje como Presidente del Principado pude celebrar el Día de Asturias en Argentina, y hoy quiero renovar mi compromiso de convertir ese gesto en una tradición, para expresarles de nuevo el reconocimiento y el recuerdo de quienes les tenemos en cuenta y también trabajamos para ellos".

"Que 2012 venga cargado de esperanza en esta época marcada por las dificultades", ha concluido el presidente.

Consulta aquí más noticias de Asturias.