Diputados de Amaiur en el Congreso
Los diputados de Amaiur (de izq. a dcha.), Rafael Lareina, Xabier Errekondo, Iker Urbina y Jon Iñarritu. JAVIER LIZÓN / EFE

El diputado de Amaiur Rafael Larreina ha opinado este sábado que ETA no puede disolverse "si antes no tiene solucionado los problemas técnicos" relacionados con la entrega de las armas y la situación de los presos de la banda terrorista.

Se ha acabado la época de las trincheras. Hay que tender puentes Así lo afirma en una entrevista en Radio Euskadi el miembro de esta coalición abertzale, quien ha insistido en que el tema de los presos es una cuestión "clave" que el PP tiene que abordar "con carácter inmediato".

"Se le suele exigir a ETA que se disuelva, pero todos sabemos que una organización de este tipo no puede disolverse si antes no tiene solucionado eso que se llaman los 'problemas técnicos', es decir, junto con la entrega de las armas siempre está en el otro lado qué pasa con las personas que están en prisión", ha explicado Larreina.

El miembro de EA, formación incluida en Amaiur, ha reconocido que el PP tiene "una presión" a su "derecha" y una "extrema derecha mediática" en Madrid que "le condiciona mucho", pero ha insistido en que la formación que dirige Mario Rajoy "tiene que avanzar hacia una solución" del conflicto.

En su opinión habría que "simplemente" realizar una "aplicación literal de la legislación penitenciaria" y ha defendido el acercamiento de presos enfermos o la eliminación de la doctrina Parot.

Ha asegurado que a pesar del "fallo" del PP de negar a Amaiur grupo propio en el Congreso, esta formación va a trabajar para "tender puentes" y "facilitar" al PP la incorporación a lo que ha calificado de "nueva etapa política".

"Se ha acabado la época de las trincheras. Hay que tender puentes", ha resumido.

Respecto al reconocimiento de las víctimas del terrorismo, ha asegurado que "cada víctima es diferente" y que no cree en la "equidistancia" porque cada víctima "individualmente se tiene que considerar reparada".