El riesgo de que se produzcan aludes en la zona de Aran-Franja nord Pallaresa del Pirineo occidental es marcado este sábado después de que continúe nevando en cotas de más de 2.300 metros.

Según informa el Instituto Geológico de Catalunya (IGC) en un comunicado, el riesgo es moderado en el extremo norte del resto del Pirineo occidental, en Ribagorçana-Vall Fosca y Pallaresa.

En el Pirineo oriental, el riesgo es moderado en el extremo norte de Ter-Freser y Perafita-Puigpedrós, y débil en el resto de la zona y en la vesante norte del Cadí-Moixeró y el prepirineo.

Consulta aquí más noticias de Lleida.