La secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, ha calificado este sábado como una "broma de muy mal gusto" la publicación y posterior retirada este viernes en la referencia del Consejo de Ministros de una medida que incluía la eliminación de la financiación prevista en el Estatuto de Autonomía andaluz; y espera que el PP no esté "esperando para tomar una decisión de este tipo a que pasen las elecciones autonómicas de marzo".

En declaraciones a los medios de comunicación en Sevilla, Díaz ha señalado que desde el PSOE-A "no daban crédito" este viernes cuando apareció en la referencia del Consejo de Ministros una medida que preveía la "eliminación de la financiación prevista en los Estatutos de Autonomía de Andalucía, Castilla y León, Baleares y Cataluña", que fue retirada en la tarde de este mismo viernes.

"No sabíamos si era una broma de muy mal gusto para acabar el año o si era fruto de un Gobierno que todavía no se ha asentado y que en esos primeros pasos comete errores", ha afirmado la dirigente socialista.

Así, ha apuntado que el Gobierno de la Junta estará "vigilante y pendiente" ante este "desliz". "Me pareció imposible de creer que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el del PP-A, Javier Arenas, estuvieran pensando en quitarle una vez más a los andaluces lo que es suyo, que es lo que aparece en el Estatuto de Autonomía", ha aseverado.

Del mismo modo, la 'número dos' del PSOE-A ha expresado su temor a que una medida de este tipo sea tomada tras las elecciones autonómicas de 2012, puesto que "entre el inicio del inicio y ese documento que sale y después se rectifica, me hace pensar que tal vez el PP esté esperando a hacer con los andaluces lo mismo que ha hecho con los españoles, decir lo que no va a hacer para después, una vez tenga la confianza de los ciudadanos, aplicar medidas injustas e insolidarias que van contra los que más están sufriendo la crisis".

Además, la dirigente socialista ha tachado de "bofetada" a Andalucía y a los andaluces que el Gobierno central, ante la solicitud del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, de celebrar una Conferencia de Presidentes para abordar medidas contra la crisis; el primero respondiese que por qué no hizo dicha solicitud al anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En este sentido, Díaz ha lamentado que "frente a la mano tendida del presidente de Andalucía" para ayudar al Gobierno de la Nación en una situación difícil, "lo que ha recibido ha sido una bofetada". "Una bofetada a las inversiones en Andalucía, donde vamos a perder ya en torno a 100 millones del fondo de compensación, y que van a sufrir también las grandes inversiones como son el metro de Sevilla o Málaga", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.