Alcaldes y concejales del PSOE de la zona de Villar de Cañas (Cuenca) han mantenido una reunión en la que han mostrado su rechazo a la instalación del silo nuclear en este municipio, y han valorado las actuaciones a llevar a cabo para evitarlo, entre ellas, la elaboración de un manifiesto en el que expondrán las razones para su oposición.

Además, se van a estudiar todas las posibilidades jurídicas para paralizar la decisión tomada por el Consejo de Ministros y los ayuntamientos de la comarca van a plantear recursos tanto a la Diputación de Cuenca como a las Cortes de Castilla-La Mancha, ha informado el PSOE en nota de prensa.

Los alcaldes socialistas han considerado que tanto el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, como la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, "tendrán que explicar muy bien y demostrar técnica y jurídicamente por qué han elegido la opción número cuatro en el informe de los expertos que encargó el Ministerio".

"Estaba claro que se apostaba por Zarra en primer lugar y por Ascó en segundo, ¿cuál es la razón para que no se ubique allí?", se ha preguntado el secretario general del PSOE de la provincia de Cuenca, José Luis Martínez Guijarro.

Para el dirigente socialista, "éste no es el futuro que queremos para la comarca y no nos pueden intentar convencer ni engañar a los ciudadanos con la generación de puestos de trabajo y con la inversión, porque eso es pan para hoy y hambre para mañana".

En este sentido se ha manifestado el alcalde de Almonacid del Marquesado, Álvaro Martínez Chana, quien ha apelado "al sentido común de los ciudadanos que dormirán a escasos kilómetros de este basurero nuclear".

Martínez ha comparado el ATC con otro proyecto que dejó preparado el anterior presidente regional socialista José María Barreda, "como es el de los parques eólicos, "que no beneficia a un solo pueblo, sino a 50; que no son 700 millones de euros de inversión, sino 2.000 millones; y que va a crear el doble de puestos de trabajo y con energía limpia, no como éste, que supone traer todos los residuos que no quiere el resto de España".

Por su parte, el alcalde de Villamayor de Santiago, José Julián Fernández, ha criticado que "se intente aprovechar estos momentos de crisis económica para hacer el ATC en una zona deprimida".

En su opinión, "es verdad que hacen falta puestos de trabajo, pero también es verdad que una vez instalado el cementerio nuclear las empresas no van a querer ubicarse en esta zona".

Además, el ATC una vez terminado "supondrá muy pocos puestos de trabajo y sobre todo serán para gente especializada que no va a vivir en la comarca".

"En cambio va a suponer una lacra porque va a impedir el desarrollo de nuestra comarca, también para nuestras industrias agroalimentarias, que van a sufrir el desprestigio de sus productos por estar fabricados cerca de un cementerio nuclear".

Consulta aquí más noticias de Cuenca.