La bodega Cuatro Rayas, ubicada en la localidad vallisoletana de La Seca, prevé aumentar la producción de su espumoso, el 'Cuatro Rayas Brut', en 2012 del que ha vendido este año toda la producción que sacó al mercado, 20.000 botellas.

Así lo ha confirmado a Europa Press la responsable de comunicación de la bodega, Ana del Fraile, que ha informado asimismo de que Cuatro Rayas reforzará en 2012 la imagen del 'Cuatro Rayas Brut' en una apuesta "más fuerte" por reforzar su presencia en España, sobre todo en la época navideña caracterizada por un mayor consumo de este tipo de vinos.

La bodega vallisoletana, adscrita a la Denominación de Origen Rueda, produce el espumoso 'Cuatro Rayas Brut' desde los años 80 con una producción "pequeña" en comparación con los 11 millones de botellas que elabora cada año y que oscila en cada añada entre las 20.000 y las 50.000.

El 'Cuatro Rayas Brut', elegido el pasado 1 de diciembre como "el mejor espumoso de Castilla y León" en una "histórica cata" en la que se degustaron más de 30 referencias de este tipo de vinos de la Región, está elaborado a partir de uva cien por cien verdejo de Rueda siguiendo el método tradicional francés y se caracteriza por una burbuja "muy suave y chispeante", según Del Fraile.

El principal mercado del espumoso de Cuatro Rayas es el ámbito nacional, especialmente Castilla y León donde "interesa a mucha gente", ya que, según reconoce la propia bodega, llevar este tipo de vinos a la exportación es "más complicado" ante la competencia de los cavas y del champán francés.

No obstante, la responsable de comunicación de la bodega ha constatado un "mayor recorrido" para los espumosos de Rueda que en los últimos años han "tomado carrerilla" y "están ganando terreno".

Además del brut, la bodega Cuatro Rayas sacó al mercado el pasado mes de julio otro particular espumoso, que no es un champán, el 'Dolce bianco', del que ha vendido 240.000 botellas, "una cifra más que satisfactoria debido a la novedad del producto y de la marca" para el que se han fijado "unas expectativas muy altas" que rondan en torno a los dos millones de botellas en tres años.

Para ello, la bodega Cuatro Rayas ha puesto en marcha una estrategia de marketing "muy agresiva" y ha sacado este espumoso blanco semidulce, "perfecto también para brindar en verano" y "a muy bajo precio".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.