Así lo ha explicado a Europa Press el delegado de Obras Públicas y Vivienda en la provincia, Rafael Valdivielso, quien ha precisado que el servicio directo "deja de funcionar con fecha 31 de diciembre", es decir, este mismo sábado. La medida se toma después de la ampliación otorgada entre octubre y finales de año a esta concesión que nació en abril de 2008 como una hijuela de la línea ya existente entre Jaén y Granada.

Desde entonces, se han estudiado los datos para analizar si era viable o no su mantenimiento y finalmente se ha optado por la segunda opción, de modo que "deja de funcionar". Al respecto, Valdivielso ha explicado que, aunque no cuenta aún con las cifras actualizadas, el número de usuarios "no llega a los 6.000" desde que se puso en marcha el servicio.

De esta forma, apenas se habrían registrado unos 400 nuevos viajeros desde finales del pasado septiembre, cuando los últimos datos indicaban que unos 5.600 personas habían utilizado esta línea que permite el enlace directo al aeropuerto sin necesidad de realizar trasbordo en la estación granadina. De ese número, el 65 por ciento aproximadamente hizo el recorrido Jaén-aeropuerto en alguno de los tres horarios —9,30, 13,30 y 18,30—, mientras que el trayecto contrario —con los horarios 9,45 y 19,45— había sido utilizado por el 35 por ciento restante de los pasajeros.

Junto al volumen de usuarios, las otras razones fundamentales que han llevado a Obras Públicas a no renovar la concesión de la línea a Alsina Graells pasan, en primer lugar, por el hecho de que la conexión pública vía autobús entre la capital jiennense y el aeropuerto y viceversa "está garantizada", aunque no de forma directa, sino que los pasajeros deberán cambiarse de vehículo en la estación granadina. Además, como ha recordado, los horarios y combinaciones entre ambas capitales "es muy buena", al igual que la de Granada con el 'Federico García Lorca'.

Transporte rural

El otro motivo determinante ha sido la actual situación de dificultades presupuestarias a las que no es ajeno el Gobierno autonómico que abonaba a la compañía una subvención de 90.000 euros al año para el mantenimiento de la hijuela. En este sentido, el delegado ha incidido en que, sobre todo, en momentos de crisis como el actual "debe marcarse prioriades" y considera que existen otros servicios más necesarios.

Ejemplo de ello, según ha resaltado, son las líneas regulares en el mundo rural que en muchos casos son deficitarias y para las que, además, no hay alternativas. "No voy a dejar de apoyar el mantenimiento de transporte público en zonas rurales y para cuestiones básicas, como por ejemplo el autobús en la comarca de Segura para garantizar desplazamientos al hospital", ha manifestado Valdivielso.

Consulta aquí más noticias de Jaén.