El Consejo de Ministros ha aprobado recortar en 400 millones de euros las ayudas articuladas para las concesionarias de autopistas de peaje que actualmente se encuentran en riesgo de quiebra.

En concreto, se disminuirá en dicho importe el volumen que estaba previsto que el Estado concediera a estas vías en concepto de préstamos participativos.

Esta reducción se enmarca en las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros para reducir el gasto en 8.900 millones de euros con el fin último de corregir la desviación del déficit público.

Las concesionarias con desajustes en su equilibrio económico-financiero y susceptibles de recibir compensaciones y créditos participativos del Estado son las radiales de Madrid, la Cartagena-Vera, la Madrid-Toledo, la circunvalación de Alicante, la de Ocaña-La Roda y la que une la capital con el aeropuerto de Barajas.

Estas vías se han visto afectadas por la disminución de los tráficos como consecuencia de la crisis y por los sobrecostes de expropiación que registraron cuando se construyeron.

Consulta aquí más noticias de Murcia.