El grupo parlamentario Compromís ha considerado que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, "no tiene fuerza en su partido para realizar un verdadero cambio de gobierno".

En un comunicado, la coalición ha realizado una valoración de las variaciones en el Consell que ha anunciado hoy el jefe del Consell, que sitúan a José Ciscar como vicepresidente, conseller de la Presidencia y portavoz y a María José Català como consellera de Educación y Ocupación.

Según ha declarado la portavoz adjunta, Mónica Oltra, "lo que se suponía a priori un cambio de gobierno de Fabra se ha quedado en un simple ajuste forzado por el nombramiento de Paula Sánchez de León como Delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana".

"Esto demuestra —ha añadido Oltra— que Alberto Fabra es un dirigente débil dentro del Partido Popular y dentro del Consell. No puede deshacerse del gobierno nombrado por Francisco Camps y esto significa que no puede deshacerse de la gente que ha hecho el agujero en las cuentas públicas valencianos".

"De esta manera, por la debilidad de Fabra, seguiremos sufriendo los mismos gestores que nos han abocado a la situación de ruina económica en que estamos ahora, la gente que tenía la connivencia con la mala gestión y con la corrupción", ha lamentado.

"Fabra demuestra que es un Presidente que no tiene fuerza para acabar con la nefasta herencia que ha recibido e imponerse dentro de su partido haciendo un cambio profundo en el Consell, y por lo tanto no es un Presidente bueno para esta comunidad", ha concluido la diputada de Compromís.

Consulta aquí más noticias de Valencia.