El servicio Canario de Empleo (SCE) ha asignado 15.900.000 euros, cofinanciados por el Fondo Social Europeo, a la formación de trabajadores en activo a través de diversos convenios firmados con confederaciones empresariales, sindicales, asociaciones profesionales o trabajadores autónomos.

Según informa el Gobierno canario en un comunicado, los convenios contemplan planes de formación que se concretarán en 1.605 acciones formativas, de las cuales se beneficiaran 23.955 personas en activo. Estas ayudas permiten también que hasta un 40% de sus plazas puedan ser ocupadas por personas en situación de desempleo.

Por sectores, los destinatarios de estas ayudas a la formación son la agricultura, pesca y ganadería, la industria, la construcción, el comercio, la hostelería, el transporte, la sanidad y los servicios sociales.

Así, los colectivos que prioritariamente se beneficiarán de esta formación son las mujeres, las personas con baja cualificación, las personas mayores de 45 años y los trabajadores de empresas de menos de 250 trabajadores.

El principal objetivo de estas ayudas, enmarcadas dentro del plan de acciones del Plan Canarias Emplea, es el reciclaje del trabajador, así como la adquisición de nuevos conocimientos con el objeto de mejorar sus aptitudes y habilidades en el ámbito laboral.

Se pretende, por tanto, facilitar una formación adaptada a las necesidades de productividad y competitividad de las empresas. El plan de formación también contribuye a satisfacer las aspiraciones de promoción laboral del beneficiario.

Por su parte, las acciones formativas tienen un mínimo de 6 horas y un máximo de 270 y la duración de los convenios es de un año.

El plazo de presentación de solicitudes está ya vigente hasta el próximo interesadas en participar en estas acciones formativas pueden dirigirse a la red de oficinas del SCE en Canarias o a su página web y enlazar en el apartado de formación para ocupados.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.