Perú garantiza sus elecciones en medio del temor a revueltas
Reuters Reuters

El nacionalista Ollanta Humala, un militar retirado que tiene el apoyo del presidente venezolano, Hugo Chávez, alertó la semana pasada a sus seguidores de un posible fraude en su contra en los comicios del 4 de junio, pero no mostró pruebas.

Toledo, en un mensaje televisado a la nación, aseguró que el proceso se realizará de manera transparente e instó a Humala y a su rival, el ex presidente Alan García, a reconocer los resultados para asegurar la democracia.

'No existe indicio de alguna intención de burlar el voto ciudadano', dijo Toledo. 'Nuestro gobierno garantiza su seguridad, antes, durante y después del acto electoral', agregó el presidente peruano.

Según sondeos, Humala, que tiene planes de incrementar el control del Estado en la economía, perdería por un estrecho margen de votos las elecciones frente al socialdemócrata García, cuyo gobierno entre 1985 y 1990 terminó en una severa crisis económica.

'Vamos a respetar el resultado democrático de este proceso electoral (...) Algunos medios de comunicación han dicho que Ollanta Humala se va a levantar si es que no gana, eso es mentira', dijo Humala a la radio local CPN.

'Jamás hemos intentado hacer un golpe de estado. Yo no tengo las manos manchadas de sangre como está mintiendo el señor García', agregó el militar retirado, que lideró una fallida rebelión contra el ex presidente Alberto Fujimori en el 2000, cuando su gobierno se tambaleaba por un escándalo de corrupción.

García acusó a Humala de 'asesino' por apoyar la toma de una sede policial que lideró a principios del 2005 su hermano Antauro en los Andes de Perú para exigir la dimisión de Toledo, en la que murieron cuatro policías y dos rebeldes.

Durante la campaña, Humala también ha sido acusado de violaciones a los derechos humanos cuando se desempeñó en 1992 como jefe de una base militar en una zona selvática donde imperó la guerrilla y el narcotráfico.

GARCIA OFRECE CONCERTACION

El ex presidente pidió a los partidarios de Humala que respeten los resultados del domingo y aseguró que si pierde los comicios ofrecerá su colaboración a su rival, como lo hizo en el 2001 cuando fue derrotado en la segunda ronda por Toledo.

'Si pierdo le diré al señor Humala que disponga de mí. Puedo ayudarlo dentro o fuera, ser ministro de Agricultura o de Relaciones Exteriores', dijo García a la radio local RPP.

Pero 'si me toca ganar, buscaré de inmediato a quien llegó en el segundo lugar para conversar', agregó.

Aunque las encuestas le son favorables, García dijo que es consciente de que muchos de los peruanos votarán por él sólo porque lo consideran el 'mal menor' frente a Humala.

En la primera vuelta del 9 de abril, García quedó en segundo lugar, por debajo de Humala, con un 24,33 por ciento de los votos. Pero según los últimos sondeos el ex presidente podría ganar las elecciones con al menos un 54 por ciento.

/Por María Luisa Palomino/. *.