Gordo de Navidad
Dos niños del colegio de San Ildefonso meten bolas en los alambres del Sorteo Extraordinario de Navidad. ARCHIVO

Alejandro L. y sus compañeros de oficina compraron su número para el Gordo de Navidad el día antes del sorteo. Eligieron un número que fuera fácil de recordar, en concreto, el 27.000.

El día del sorteo Alejandro y sus compañeros pusieron de fondo el soniquete del sorteo y al cabo de pocos minutos, una de las niñas del colegio de San Ildefonso cantaba su número: le correspondía una pedrea, 100 euros al décimo.

Sin embargo, no tenían premio. De hecho, el interesado y un compañero acudieron a una administración a cobrar los décimos pero la dependienta les "tachó de listos", porque el 27.000 no estaba entre los números premiados.

LAE ha confirmado que el número que se extrajo del bombo fue el 27.006La cosa se complicaba: en la oficina nadie se creía que el número no estuviera premiado, porque lo habían oído y porque la noticia llegó el 28 de diciembre, el día de los inocentes. Pero así era: se oyó, pero no estaba premiado.

A eso de las nueve y cuarenta del día del sorteo se pudo oír a la pequeña que leía los número pronunciar con total claridad el 27.000. Se había equivocado al leer.

Loterías y Apuestas del Estado ha confirmado a 20minutos.es que el número que se extrajo del bombo fue el 27.006. Esa bola, con su correspondiente premio está aún expuesta en el recibidor del salón de Loterías, donde las tablas con las bolas del sorteo permanecen siete días para consulta pública.

Al final se trató sólo de un error al cantar el número, pero que no cuenta a efectos de reclamación. La lista válida es la que publica la misma tarde del sorteo la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, una vez revisadas (en varias ocasiones) las tablas del sorteo.

Tras la indignación inicial, Alejandro L. reconoce que ahora hasta le "hace gracia" aunque asegura que "deberían automatizar el proceso de lectura de las bolas para que no sucedan estas o cosas, o por lo menos, que el tío que está detras de los niños, sentado en una silla y revisando las bolas se fije un poquito mejor".

Información elaborada gracias a la pista de Alejandro L.