Luis de Guindos
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad. EFE

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha avanzado este lunes que la economía española caerá en el último trimestre del año y que los primeros dos trimestres de 2012, según sus previsiones, "no van a ser sencillos ni para el PIB ni para la creación de empleo". No obstante, añadió que hacer previsiones más allá de seis meses es "muy difícil".

Durante la toma de posesión de altos cargos de su Ministerio, De Guindos -que ha evitado la palabra recesión- ha explicado que en el cuarto trimestre del año el PIB español registrará "un crecimiento negativo" respecto al trimestre anterior, que ha considerado que podría ser entre el 0,2% y el 0,3%.

Asimismo, ha avanzado que el primer trimestre del año también será negativo. El perfil del 2012, ha dicho, será de "desaceleración".

Ello se suma al dato del tercer trimestre de 2011, en el que la economía española no creció nada. Según el Ministerio de Economía, se considera que un país entra en recesión "cuando su producto interior bruto (PIB) desciende durante al menos tres trimestres consecutivos", aunque otras instituciones y organismos reducen este plazo a dos meses.

La zona euro "se juega mucho"

De Guindos ha señalado que la difícil situación supondrá "un acicate" para impulsar las reformas necesarias, entre ellas la del sector financiero, que considera "vital e imprescindible", y la del mercado de bienes y servicios, orientada a la eliminación de trabas burocráticas.

Además, se ha marcado como otra de las tareas prioritarias de su departamento la rápida integración de las competencias en ciencia y tecnología, con el objetivo de avanzar en un modelo de crecimiento más sostenible.

El Ministerio de Economía tiene una agenda de reformas "muy profunda y muy amplia".Según ha dicho, el próximo semestre será muy importante para su departamento, que tiene una agenda de reformas "muy profunda y muy amplia".  Respecto a los países de la zona del euro, ha afirmado que se "juegan mucho" en los próximos meses y ha confiado en que España tenga un papel relevante en ese proceso de toma de decisiones e implementación de reformas.

Este lunes, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero reconocía en una entrevista en el Diario de León que, según "todas las previsiones", 2012 será "un año con dificultades todavía serias" y que será en 2013 cuando podría empezar a haber "síntomas de recuperación" y, por tanto, "de generar más confianza a la ciudadanía que es un factor fundamental para superar esta durísima crisis".

Tomas de posesión

El ministro ha reconocido que llegan "tiempos difíciles", aunque ha resaltado que es el momento de tomar decisiones, para lo que cuenta con "el esfuerzo, la dedicación y la lealtad" de sus colaboradores, en referencia a los nuevos altos cargos del Ministerio de Economía y Competitividad.

Entre los altos cargos que este lunes tomaron posesión está el secretario de estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez-Latorre, y el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, de quienes De Guindos ha dicho que van a tener una agenda "muy apretada".

"Disfrutad ahora porque queda una agenda complicada", ha señalado de Guindos a los nuevos altos cargos, tras valorar el trabajo de sus antecesores, algunos "buenos amigos" como Alfredo Bonet o José Manuel Campa, que han dado "lo mejor de ellos" en época "difícil" y para los que las puertas del Ministerio siguen "abiertas".

También han asumido sus nuevos cargos el subsecretario de Economía y Competitividad, Miguel Temboury, y la directora del gabinete del ministro, Rosa María Sánchez-Yebra. Al acto han asistido el expresidente del Gobierno, José María Aznar, y los nuevos ministros de Fomento, Ana Pastor, y de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.