Compromís ve la ausencia de ministros valencianos como un "castigo" a los "casos de corrupción y mala gestión" del PPCV

El parlamentario de la Coalició Compromís-Equo en el Congreso de los Diputados, Joan Baldoví, considera que la ausencia de ministros valencianos "es un claro castigo del presidente a sus compañeros del PP valenciano, a los que niega la entrada en el ejecutivo por los numerosos casos de corrupción y la mala gestión de la administración pública que empañan a la delegación valenciana del PP".
Joan Baldoví.
Joan Baldoví.
COMPROMÍS-EQUO

El parlamentario de la Coalició Compromís-Equo en el Congreso de los Diputados, Joan Baldoví, considera que la ausencia de ministros valencianos "es un claro castigo del presidente a sus compañeros del PP valenciano, a los que niega la entrada en el ejecutivo por los numerosos casos de corrupción y la mala gestión de la administración pública que empañan a la delegación valenciana del PP".

En un comunicado, ha subrayado que "llama la atención que hasta el mismísmo Esteban González Pons se ha quedado, de momento, como un simple diputado raso". En su opinión, eso "da a entender las palabras de Rajoy en la investidura, cuando dijo que asumía la defensa de la Comunitat Valenciana, y era porque no confiaba en ninguno de los 'populares' valencianos que tiene a su alrededor en Madrid".

En cualquier caso, Baldoví ha espetado a Rajoy que "no hace falta que asuma esa bandera porque las reivindicaciones de esta tierra" las llevarán ellos "a Madrid, y con mucho honor".

A juicio del parlamentario valenciano, el ejecutivo anunciado por Mariano Rajoy "no aporta ninguna novedad, y a eso se debe el secretismo con el que ha llevado el nombramiento y también, por eso se ha esperado al cierre de las bolsas, para anunciar un gobierno de veteranos de su partido, todos con carné y sin prácticamente independientes de renombre para ocupar carteras que necesitan de técnicos de acreditado valor", ha reprochado.

De hecho, desde Compromís consideran que el único independiente es el nuevo ministro de Educación y Cultura, que "viene del sector privado de las encuestas y la demoscopia, y no sabemos —ha dicho— si ahora las reformas educativas que el PP plantea se harán por decreto o a golpe de encuesta, para saber la opinión de los usuarios de un sector donde, seguramente, entrará la tijera de los recortes sociales".

Para Baldoví, el nombramiento de Cristóbal Montoro como ministro de Hacienda y Administraciones Públicas "es una mala noticia" porque cree que con él "se aplicarán duros recortes a las administraciones y no se producirá ningún traspaso de competencias a las autonomías", algo que les "preocupa mucho porque el problema no son las autonomías, sino, por ejemplo, las diputaciones y la vieja estructura provincial que desde el centralismo se empeñan en perpetuar". "Y nos consta que el señor Montoro es un centralista convencido", ha zanjado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento