Unas 200 personas cortan el tráfico ante el Parlamento para rechazar la "privatización" de la sanidad

Unas 200 personas han cortado el tráfico durante unos minutos ante el Parlamento de Galicia en una protesta convocada por la plataforma SOS Sanidade Pública para rechazar la "privatización" y en la que han participado diputados del PSdeG y del BNG como Miguel Ángel Fernández, Modesto Pose, María José Caride, Carlos Aymerich o Tereixa Paz.
Protesta SOS Sanidade Pública Parlamento De Galicia
Protesta SOS Sanidade Pública Parlamento De Galicia
EUROPA PRESS

Unas 200 personas han cortado el tráfico durante unos minutos ante el Parlamento de Galicia en una protesta convocada por la plataforma SOS Sanidade Pública para rechazar la "privatización" y en la que han participado diputados del PSdeG y del BNG como Miguel Ángel Fernández, Modesto Pose, María José Caride, Carlos Aymerich o Tereixa Paz.

Los integrantes de la plataforma han entregado a los políticos un "kit de emergencia" para acudir a la sanidad pública, compuesto por una fiambrera con un bacadillo, un bote con champú y una esponja. Previamente, un grupo de integrantes de esta asociación fue expulsado del pleno, al que entraron para asistir al debate de la ley de acompañamiento —que incluye varias medidas relacionadas con la atención sanitaria—.

Al finalizar la votación, exhibieron carteles en los que se podía leer "SOS sanidade pública. Non aos recortes nin á privatización". La presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, los expulsó del hemiciclo, en el que están prohibidas estas manifestaciones, mientras varios diputados del BNG y del PSdeG comenzaron a aplaudir y se levantaron.

En el exterior del Pazo do Hórreo se concentraron, al mismo tiempo y coincidiendo con el debate de la ley de acompañamiento, unas 200 personas que gritaban consignas en defensa de la sanidad pública como: "Feijóo, atiende, la sanidad no se vende".

La protesta cortó durante unos minutos el tráfico en la Rúa do Hórreo, tras lo que un portavoz advirtió de que seguirán "luchando" por la sanidad pública y han explicado la entrega del equipo de emergencia que, han ironizado, será necesario para acudir a los hospitales y centros de salud gallegos.

El motivo de la protesta, según las palabras de una de las portavoces, es pedir que "se retiren las medidas de privatización y recorte de derechos", que a su juicio contiene la ley de acompañamiento. Entre otros asuntos eleva a 100 camas el mínimo para que sea obligatorio que un hospital tenga servicio propio de farmacia y exige que para recibir atención sanitaria completa una persona debe llevar 183 días empadronada en un municipio gallego.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento