AMPL El Grupo Bravo se suma al plan de recolocación de trabajadores de Papelera del Besaya

El Grupo Bravo se suma al plan de recolocación de trabajadores de Nueva Papelera del Besaya diseñado por el Gobierno de Cantabria, comenzando por estudiar los perfiles de los trabajadores de Nueva Papelera que aún no han sido recolocados para iniciar en las próximas semanas su periodo de formación y contratar de forma inmediata el número que requiera la empresa para afrontar sus planes de expansión de negocio.
Una De Las Manifestaciones Llevadas A Cabo Por Los Trabajadores De NPB
Una De Las Manifestaciones Llevadas A Cabo Por Los Trabajadores De NPB
EUROPA PRESS

El Grupo Bravo se suma al plan de recolocación de trabajadores de Nueva Papelera del Besaya diseñado por el Gobierno de Cantabria, comenzando por estudiar los perfiles de los trabajadores de Nueva Papelera que aún no han sido recolocados para iniciar en las próximas semanas su periodo de formación y contratar de forma inmediata el número que requiera la empresa para afrontar sus planes de expansión de negocio.

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el consejero de Innovación e Industria, Eduardo Arasti, respaldaron este martes, en el transcurso de la visita que cursaron a las instalaciones del Grupo en el Polígono de Marrón (Ampuero), los nuevos proyectos de inversión que va a llevar a cabo la empresa en sus plantas de Cantabria, México y Rumanía, que recibirán una subvención de la empresa pública SODERCAN.

Concretamente, el Gobierno regional va a colaborar con el nuevo proyecto de MECANOR, que supondrá una inversión total por parte de la empresa de 6 millones de euros y permitirá la creación de 25 puestos de trabajo.

En esta línea de apoyo tanto a los trabajadores de Papelera Besaya como a iniciativas empresariales como la del Grupo Bravo, el Ejecutivo cántabro financiará el proceso formativo de los trabajadores de Nueva Papelera, que incluye cantidades económicas tanto para la empresa como para los propios empleados que reciban la formación.

Ignacio Diego ha destacado que este acuerdo pone de manifiesto "nuevamente" que el Gobierno de Cantabria que preside "trabaja y cumple sus compromisos", como el adquirido con los casi 100 trabajadores de Papelera del Besaya que se quedaron sin empleo con la quiebra de la empresa.

La inversión del Grupo en Cantabria ha sido continua desde 1995, ascendiendo a 45 millones de euros.

Del mismo modo, el apoyo del Ejecutivo regional ha alcanzado los 6,5 millones de euros en concepto de subvenciones a fondo perdido en los últimos años, subvenciones concedidas por la Oficina de Incentivos Regionales y la Dirección General de Industria, fundamentalmente.

Precisamente en este mismo concepto, Bravo recibirá próximamente otros 774.185 euros.

La incorporación del Grupo Bravo al plan de recolocación de trabajadores de Nueva Papelera del Besaya es fruto de las negociaciones que el equipo que dirige Eduardo Arasti ha venido manteniendo en los últimos meses con esta empresa.

Bravo se convierte así en la segunda empresa que acogerá a antiguos trabajadores de la desaparecida empresa papelera, después de Sonkyo, que cuenta ya en su plantilla con casi una decena de estos operarios y otros 31 se incorporarán en 2012.

El Grupo cuenta con dos plantas en Cantabria, una en Ampuero y otra en Ambrosero.

En la actualidad emplea a 384 personas y concluirá el año con una facturación 54,7 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento