Junta cree "contraproducente" aplicar una tasa al turismo "porque daña los intereses de empresarios y clientes"

Alonso pide que no se aumente la presión fiscal sobre la actividad turística "para no poner freno a su crecimiento"
El Consejero De Turismo, Comercio Y Deporte, Luciano Alonso
El Consejero De Turismo, Comercio Y Deporte, Luciano Alonso
EUROPA PRESS

El consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, ha considerado "contraproducente" el anuncio de la Generalitat de Catalunya de gravar con una cantidad de entre uno y tres euros las estancias de turistas en hoteles, campings y cruceros, y ha señalado que "daña" los intereses de los empresarios y también de los clientes.

A juicio de Alonso, es "desaconsejable aplicar un impuesto de este tipo que genera tanta insatisfacción y sobre todo tributar sin contar con el apoyo de la industria y de los ciudadanos". En Andalucía, ha asegurado, no se aplicará este tipo de medida "porque no se quiere castigar a los turistas a los que invitamos a venir y no podemos gravar más a los empresarios que tanto esfuerzo están haciendo en esta crisis".

La medida adoptada por el Gobierno catalán es, según el consejero andaluz, "muy inoportuna", más aún en un momento económico como el actual, "y justo ahora que el sector está dando muestras de recuperación". En este sentido, ha agregado que "aumentar la presión fiscal sobre el turismo es poner freno a su crecimiento".

Sobre las repercusiones de la nueva tasa para el cliente final, ha manifestado que la medida "va a gravar más a aquellas personas que pernoctan no sólo más tiempo, sino también en establecimientos de mayor categoría".

"La aplicación de este impuesto es contraproducente cuando los principales destinos buscan un turismo de mayor calidad y la decisión de aumentar los precios progresivamente en función de la categoría no parece la más acertada para potenciar dicho turismo", ha opinado a través de un comunicado.

Sectores más perjudicados

Alonso ha considerado que los dos segmentos que pueden verse más perjudicados por esta medida son el de cruceros, que está en plena expansión en los principales puertos del Mediterráneo, y el de sol y playa, "ya que es vacacional y son los hoteles los que suelen tener las estancias más largas, con lo que los clientes tendrán que pagar una cantidad de dinero mayor a la prevista inicialmente".

Igualmente, los empresarios hoteleros se verán "muy perjudicados", ha dicho, recordando que éstos "temen un agravio comparativo frente a otras comunidades autónomas, ya que sus continuos esfuerzos por mejorar infraestructuras o servicios para situarse a la cabeza del mercado pueden verse frenados".

Esta nueva tasa es, además, "un claro sobrecoste" para los paquetes turísticos, sobre todo cuando, actualmente, los empresarios "hacen ingeniería de costes invirtiendo en software para realizar facturación electrónica y ahorrar en papel, en domótica para alcanzar la eficiencia energética o en redes sociales para optimizar los presupuestos de marketing".

"La industria turística se encuentra en una continua carrera para poder ahorrar cada euro y poder ofrecer un precio más competitivo. Por ello, no es de justicia que una administración pública reste en esa carrera para aprovecharla e ingresar ese euro que el empresario ha luchado para ofrecérselo a su cliente", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento