El portavoz del Gobierno, José Blanco, ha confirmado en la rueda de prensa del Consejo de ministros en funciones que el Gobierno ha concedido el indulto a Miguel Montes Neiro, que asegura ser el preso común más antiguo de España.

Blanco, no ha precisado las condiciones del indulto, es decir, si este es parcial o total, y se ha limitado a asegurar que se ha concedido "en los términos de los informes presentados por el ministro de Justicia", Francisco Caamaño; no obstante, el abogado del preso, Félix Angel Martín, ha señalado a los periodistas que se trata de dos indultos parciales.

El preso está "contento y muy nervioso" tras conocer la decisión, según su familia, que está "feliz" porque hayan acabado así sus "años de lucha". Encarnación Montes, hermana de Montes, que ha aguardado la noticia junto a su abogado a las puertas de la Audiencia de Granada, ha comunicado telefónicamente la noticia a su hermano, que les ha pedido: "Cuando salga no vengáis con el coche hasta la puerta, que quiero andar dos o tres kilómetros para sentir la libertad".

Actualmente, Montes, de 61 años, cumplía condena en la prisión de Albolote, en Granada, y su puesta en libertad estaba fijada para el 2 de septiembre de 2021.

Condenas y fugas

Montes ingresó en prisión por primera vez en 1966 y desde entonces ha encadenado condenas y fugas de forma ininterrumpida. Sus familiares solicitaron esta medida de gracia al Ministerio de Justicia alegando motivos de salud. La última fuga de Montes tuvo lugar en 2009, aprovechando un permiso extraordinario por la muerte de su madre, aunque fue detenido veinte días después.

Ahora cumple tres penas: una acumulada de doce años por los dos atracos cometidos durante el tiempo que estuvo fugado entre 1994 y 1997, otra de trece años por los mismos delitos por unos hechos de 2006 y una última de diez días de privación de libertad por una falta de respeto.