Los 'indignados' españoles en 'Time': "La gente sigue igual de motivada y más implicada"

Imagen de la web de la revista 'Time' en la que se muestra el reportaje 'Person of the Year'.
Imagen de la web de la revista 'Time' en la que se muestra el reportaje 'Person of the Year'.
EFE
Aunque no se nombra de forma concreta, el "espíritu" del 15-M sí está incluido en el reportaje Person of the Year que la revista estadounidense Time ha publicado esta semana en homenaje al "manifestante".

Como cada año, la publicación cede su portada a la que considera la persona del año que, en esta ocasión, son los miles de indignados que han llenado las calles de todo el mundo para pedir un cambio global.

Cinco españoles -a través de dos historias y tres reveladores retratos- representan el movimiento en nuestro país formando parte del recorrido que Time realiza por la primavera árabe, las protestas griegas, Occupy Wall Street en Estados Unidos o, incluso, Rusia.

Los elegidos son Jon Aguirre Such y Olmo Gálvez (ambos de Democracia Real Ya), el director y productor de documentales Stéphane Grueso y Carmen Rodríguez y Ricardo Gómez (vinculados al grupo de Economía de Sol).

Todos fueron contactados el mes pasado para formar parte de un gran reportaje sobre las protestas de 2011, pero desconocían que se tratara del proyecto Person of the Year. Ninguno cree merecer su presencia en la revista y recuerdan a las miles de personas que junto a ellos siguen hoy reivindicando una vida mejor. 20 minutos ha hablado con cuatro de ellos:

<p>Jon Aguirre Such, de Democracia Real Ya.</p>Jon Aguirre Such
Es una de las caras más visibles -y televisivas- del 15-M. Donostiarra de 27 años, cree que el reportaje de Time supone "un reconocimiento a la manera en la que se está luchando y trabajando por un cambio" en todo el mundo. Es la constatación, añade, de que estamos encarando una nueva época en la que el manifestante va a ser protagonista "no solo en 2011", sino durante mucho tiempo más.

El portavoz de Democracia Real Ya apunta que la crisis "ambiental, social, energénica y, por supuesto, económica" va a agudizarse en los próximos meses. El contexto político especial en España, además, provocará que quien quiera "hacer política alternativa" tenga que recurrir a las asambleas o al 15-M. Dada la mayoría absoluta lograda por el Partido Popular el pasado 20-N, explica, "no va a haber otra".

En cualquier caso y con el ejemplo reciente del 15 de octubre o de las protestas en Rusia, Aguirre cree que todavía tiene que plantearse una vuelta de tuerca a nivel global. Eso solo será posible, añade, si desde todos los países se hace algo. "La raíz de todos los problemas es el sistema capitalista y eso no entiende de nacionalidades", opina. De todo lo que ha ocurrido durante este año se queda con las personas que ha conocido y las "maravillosas relaciones" que mantiene con muchas de ellas. Ese espíritu del 15-M, dice, ha quedado muy bien reflejado en Person of the year.

<p>Olmo Gálvez, de Democracia Real Ya.</p>Olmo Gálvez
Es enlace entre Democracia Real Ya y medios internacionales. La redactora de Time Lisa Abed contactó con él y un tercer grado después sobre el 15-M acudió a una asamblea de la plataforma en el Patio Maravillas (Madrid). El fotógrafo de la publicación retrató a Gálvez y esta semana se convertía en uno de los rostros elegidos para representar la figura del "manifestante", el personaje del año para la revista estadounidense.

Gálvez aplaude la elección editorial, huye del individualismo y recurre al plural mayestático. "Es positivo que valoren movimientos impulsados por personas. No seguimos a Gandhi o Napoleón. Promovemos una nueva idea de sociedad. Estamos cambiando la percepción global para verificar si nuestras acciones individuales pueden cambiar el mundo". Gálvez forma parte de DRY desde sus inicios.

Cree que toda generación necesita su revolución. Y cuando el 8 de abril se cruzó de casualidad con la manifestación Juventud sin Futuro consideró que era la protesta que debería haber tenido durante su época de estudiante. Así que se integró en la organización, contactó con DRY y desde entonces realiza labores de comunicación y colabora en el grupo de economía e internacional.

El resultado de las elecciones le parece anecdótico. Él cree en un movimiento inmensamente más amplio y profundo. "El 15-M trasciende a los partidos políticos. Sólo ahora empezamos a profundizar en los conceptos creados durante la primavera". El lema es ensayo, error y evolución. A largo plazo.

<p>El cineasta español Stéphane Grueso.</p>Stéphane M. Grueso

"Cronista tuitero". Así ha denominado Time a Stéphane M. Grueso -@fanetin en redes sociales-, director y productor de documentales al que el 15-M, a sus 38 años, le "cambió la vida". Comenzó contando lo que ocurría en la Puerta del Sol a estar allí de forma permanente y terminó mezclando la vida, el trabajo y el activismo, "como casi todos". El año que viene, advierte, hará falta salir de nuevo, vienen tiempos "difíciles".

El creador de ¡Copiad Malditos! cree que el mundo ha vivido este año "el gran despertar ciudadano". La mayoría de las protestas, apunta, han sido pacíficas y todas reivindican el derecho "a una vida mejor". Esa es una de las cosas que más le ha impactado: "Todos estamos en lo mismo, las protestas han sido remezcladas". Le gusta referirse a lo ocurrido como "revolución copyleft".  

Se trata, no obstante, "de festejar, no de reivindicar nada", añade, y resalta que, precisamente, el pasado 15 de octubre quedó patente ese "estado de ánimo" global cuando una persona en Madrid sabía que estaba haciendo lo mismo que otra en "Otawa o Malabo", recuerda. "A mi se me ocurre mucha gente mucho más representativa", insiste, "yo no soy nadie".

Carmen Rodríguez

Congela imágenes de Sol en el perfil de Time. Y el fotógrafo Peter Hapak retrata su rostro. Una perfecta combinación entre carisma y templanza. Sus ideas fluyen ágiles y su conversación es eficaz. Celebra la proyección internacional de un movimiento global. Una revolución que ha luchado, casi simultáneamente, contra regímenes dictatoriales en países árabes y debilitado el ultracapitalismo en países europeos.

Sin embargo, cree que al texto le falta profundidad. "El reportaje se ha quedado un poco en la anécdota. Me hubiese gustado que representasen las alternativas reales que ofrece el movimiento. Pero obviamente es un medio convencional. No hay espacio". Carmen es Sol. Resta importancia a su perfil en la revista. Pero llegó un día después de la manifestación al centro neurálgico de la #spanishrevolution y todavía no se ha ido. "Estaba indignada. Tenía la sensación de forma parte de un sistema que no funciona. Y la necesidad cambiar el futuro".

Cuatro meses después de la explosión en España cree que el movimiento se ha solidificado. "Sol fue inolvidable. Pero ahora el 15-M ha dejado de ser visceral para ser real. Ha madurado". Confía en un movimiento sin plazos o fechas de caducidad. Es consciente de que la profundidad de las reformas económicas –en las que trabaja- requieren tiempo. "El movimiento ha dejado de estar en primera línea de fuego. Pero la gente sigue igual de motivada y más implicada".
Mostrar comentarios

Códigos Descuento