El exvicepresidente del Gobierno valenciano Víctor Campos se ha declarado este jueves inocente del delito de cohecho por el que fue condenado en septiembre con una declaración de conformidad, que según ha dicho firmó "a efectos formales" para "acabar con un drama personal" desproporcionado y "absurdo".  La decisión dice, la tomó en agosto de 2009, cuando sufrió un infarto.

Así ha contestado Campos a preguntas de la representante de la Fiscalía Anticorrupción en el inicio de la cuarta jornada por el juicio de la conocida como 'causa de los trajes' de la trama Gürtel.

"Yo firmé la conformidad a efectos formales, me considero inocente", ha asegurado el exvicepresidente de Francisco Camps, quien junto al exjefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret aceptó en septiembre el pago de una multa de 9.600 euros por aceptar regalos de la trama Gürtel.

Entendía que habíamos quedado los cuatro y que era la única acción válida y segura

Campos ha afirmado en su interrogatorio que pensaba que los que habían sido los cuatro acusados en el procedimiento iban a firmar el escrito de conformidad con las acusaciones y ha subrayado que habló de ello con el expresidente de la Generalitat, y que sigue como acusado, Francisco Camps.

"Entendía que habíamos quedado los cuatro y que era la única acción válida y segura y que ahí se acaba con todo este proceso extraño y cargado de un tufo político tremendo", ha dicho, y ha manifestado que hablo de ello con Camps, la mañana del 20 de julio, el día en que Camps finalmente dimitió como president de la Generalitat; pero no lo habló con Ricardo Costa, que no le dijo que fuera a conformarse. Tampoco habló con Betoret. No obstante, ha apuntado: "La idea era esa. No era un secreto".

Preguntado por la fiscal sobre el decomiso del dinero que costaron varias prendas de vestir, Campos ha contestado: "Ya aporté la cantidad que se me reclamó -que ha cifrado en más de 5.000 euros- que, en teoría, costaron unos trajes que nunca me regalaron".

Ante esta declaración, una "revelación novedosa" en opinión del letrado Virgilio Latorre, representante de la acusación popular ejercida por el PSPV-PSOE, acusación y Ministerio Fiscal han pedido la suspensión del juicio al entender que el testimonio de Víctor Campos contradice la sentencia de conformidad que firmó. El juez que preside la vista ha denegado esta petición.

Latorre ha pedido la suspensión de la declaración para redirigir el interrogatorio "sobre todos los extremos en los que se produjo la acusación y pudiera tener repercusión sobre el resto de acusados".  Del mismo modo, la fiscal ha pedido la suspensión para "indagar los términos en los que se produjo su conformidad" con la acusación de haber aceptado regalos.

El letrado del expresident de la Generalitat Francisco Camps, Javier Boix, ha recordado que en el escrito de conformidad de Campos figura la frase "con efectos meramente formales".

Betoret se niega a declarar

El exjefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret se ha negado a declarar por estar imputado en otros procesos vinculados a este procedimiento. Betoret ha manifestado que cualquier respuesta podría afectar a su derecho de defensa, por lo que se ha negado a responder a ninguna de las partes.

El ministerio fiscal ha pedido inicialmente que el testigo aclarase si no iba a responder a nada o si, por el contrario, y como sucedió el miércoles con Pablo Crespo, podría responder a alguna de las partes, y ha solicitado que, en caso de que se negase a declarar, no se le tomase juramento en ningún momento. Betoret ha permanecido en la sala media hora y finalmente no ha respondido a ninguno de los interrogatorios.

Hinojosa desmienta la manipulación de las facturas

La sesión matinal ha finalizado con la comparecencia de la testigo Carmen Hinojosa, que trabaja en la asesoría jurídica de Cortefiel, el grupo textil al que pertenecía la ya extinta cadena de tiendas Milano, en cuyo local de la madrileña calle de Serrano supuestamente el sastre José Tomás atendió al expresident de la Generalitat Francisco Camps y al ex secretario regional del PP Ricardo Costa.

Se enteró por  Anticorrupción de que alguna factura emitida era manualHinojosa ha dicho que no le consta "en absoluto" que haya habido manipulación alguna en la documentación aportada de las facturas de Cortefiel referidas a las prendas de vestir que habría regalado la trama Gürtel a Camps y Costa.

También ha testificado que no puede asegurar que en las facturas que constan en el sumario figuren los nombres de Camps y Costa, ha contestado al jurado -a través del presidente del tribunal- que las auditorías de Cortefiel se hacen por parte de un departamento interno, y ha dicho que no le consta que el ex "número dos" de los populares valencianos haya pagado alguna prenda en Milano.

Preguntada por el abogado de Camps, Hinojosa ha relatado que se enteró por la Fiscalía Anticorrupción de que alguna factura emitida desde la tienda de Milano en Serrano era manual y contenía una errata en el nombre de la firma, así como que se habría hecho por prendas que no se vendían en esa tienda, en la que el sastre José Tomás dejó de trabajar a finales de 2006

Declaran los imputados

En la sesión del miércoles el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa admitió haber recibido un traja de la trama, aunque insistió en que lo pagó, pero no guardó las facturas. Costa insistió en que apenas conocía a Francisco Correa, a pesar de que, durante una grabación que se escuchó durante el juicio, Costa le llega a decir que será "el futuro presidente del Gobierno". El exnúmero dos de Francisco Camps se reconoció como "un subordinado en el partido" y sin "competencia en materia de contratación". Costa, al igual que había hecho Camps el día anterior, se declaró inocente.

En la jornada del miércoles también compareció ante el juez el presunto líder de la red 'Gürtel', Francisco Correa, que se acogió a su derecho a no declarar como testigo al estar imputado en otros dos procesos judiciales abiertos en Valencia y en Madrid posiblemente relacionados con la trama que se juzga. Por su parte, Pablo Crespo, otro de los supuestos cabecillas de la trama Gürtel, aseguradó que ninguna de las empresas que dirigía pagó prendas de vestir ni a Francisco Camps ni a Ricardo Costa.

Consulta aquí más noticias de Valencia.