La tercera jornada del juicio contra el expresident de la Generalitat Francisco Camps y el ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, por el llamado 'caso de los trajes', relacionado con la trama Gürtel, ha arrancado con la declaración de Costa. Antes, a su llegada al Tribunal, Camps ha asegurado a los periodistas que se siente respaldado por el partido, tanto a nivel nacional como autonómico.

Costa ha empezado justificándose, diciendo que no es "funcionario público ni tengo competencia en materia de contratación" y ha dicho que guarda "una relación personal y de amistad con Camps. Yo era un subordinado en el partido".

Guardo una relación personal y de amistad con Camps

Costa ha admitido que recibió un traje en 2006, pero que lo pagó y reclamó la factura, aunque no se la dieron. El letrado de Costa, Juan Casanueva, sí ha presentado un extracto bancario que a su juicio demuestra que su defendido abonó el traje que encargó al sastre José Tomás.

Sobre su relación con uno de los cabecillas de la trama Gürtel, Álvaro Pérez ('El Bigotes'), ha comenzado diciendo que tenía una "relación laboral, de trabajo", que evolucionó a una " relación pararela, de coordialidad y de amistad que hoy no existe".

El jurado ha podido escuchar una conversación telefónica intervenida por la Policía entre los supuestos cabecillas de la trama Gürtel Pablo Crespo y Francisco Correa y el ex secretario general del PPCV Ricardo Costa, a quien el segundo le augura un futuro político como "presidente del Gobierno".

Costa ha negado ante el jurado del juicio tener relación alguna con Correa tras la audición de esa conversación, en la que el acusado le dice, entre otras frases: "¿Estás bien?, me alegro, tío; cuídate mucho, un abrazo". La llamada la hace Pablo Crespo, quien tras conversar unos minutos con Correa le pasa el teléfono a Ricardo Costa. "Tú, en Brasil, cabrón, y yo trabajando en San Juan y en Orihuela", le dice el ex 'número dos' de Francisco Camps en el PPCV a Correa, quien le contesta: "Dentro de unos años serás presidente del Gobierno".

Correa a Costa: "Dentro de unos años serás presidente del Gobierno"

A preguntas de la fiscal, tras escuchar esta conversación intervenida por la Policía, Costa ha asegurado que solo ha visto dos veces a Correa en su vida: una en la calle, donde se lo presentó Álvaro Pérez, y otra en la boda de este, donde se lo tuvieron que volver a presentar porque no lo reconocía.

"Nunca hablaba con él, solo lo he visto en dos ocasiones. Fue una conversación -la telefónica- ajena a mi voluntad y en la que participé lo más amigablemente posible, es una cuestión de educación dar recuerdos", ha explicado Costa.

Sin explicación para los pedidos a su nombre

Costa no ha podido explicar las hojas de pedido y los comprobantes emitidos a su nombre por la empresa de confección de la tienda Milano con diferentes prendas de vestir, documentos incluidos en el sumario y que, según informes policiales, fueron abonados por la trama Gürtel. Los informes de la Policía Judicial apuntan que todos estos pedidos podrían haber sido abonados mediante talones por la empresa Orange Market, que dirigía en Valencia Álvaro Pérez 'el Bigotes'.

El letrado de la acusación popular, a quien, a diferencia de Francisco Camps, Costa sí ha contestado, le ha preguntado si tenía alguna explicación sobre estos documentos, y el acusado ha respondido: "No". Costa asegura que nunca ha entrado en esta tienda de Madrid y que únicamente adquirió un traje a través del sastre José Tomás, que ni siquiera sabía que trabajaba para Milano. Los 1.400 euros que le costó los pagó, según ha reiterado, en efectivo y a través de Álvaro Pérez, a quien dio el dinero para que lo llevara a Madrid.

Respecto a una documentación sobre prendas supuestamente adquiridas en Forever Young, y que fue encontrada en un registro efectuado en una embarcación propiedad de Pablo Crespo, Costa ha asegurado que no ha hecho encargo alguno a ese establecimiento madrileño, en el que nunca ha tenido ficha de cliente. Asegura que las medidas que aparecen en estos folios no son las suyas y afirma haber aportado una certificación notarial con una declaración de su sastre habitual que corrobora esta afirmación.

Pedidos a 'El Bigotes'

Por otra parte, y durante el turno de preguntas de la fiscal, el jurado ha podido escuchar cómo Costa pidió a Pérez que le consiguiese caviar para una cena de Navidad de 2008 y un teléfono iPhone, peticiones que, según ha asegurado, no fueron satisfechas.

Ha negado además haber recibido trajes regalados o prestados por Pérez, una maleta y un reloj de lujo.

Costa le pidió a Pérez Caviar para Navidad y un iPhone

"No recuerdo haberle pedido nada, y si lo hice, lo he pagado", ha añadido Costa, quien ha reconocido que la relación profesional que mantuvo inicialmente con Pérez se volvió en "personal y de amistad".

"Estaba buscando caviar para cenar con mi familia y no sabía dónde comprarlo porque no suelo tomar nunca y pregunté a Pérez por si él sabía dónde obtenerlo", ha explicado Costa.

La fiscalía ha solicitado la emisión de una conversación entre la secretaria de Costa y Pérez en la que el segundo dice: "Estoy en ello (en relación supuestamente a las gestiones para obtener el iPhone), pero no me quiero gastar mil euros, voy a ver si lo saco por doscientos". Costa ha asegurado que Pérez no consiguió el teléfono y, en consecuencia, el partido no abonó ninguna cantidad en este concepto.

También se ha emitido una conversación entre Costa y Pérez en la que el primero le propone que cambie un reloj que la presidencia de Les Corts ha regalado a Costa por otro más caro.

Los supuestos cabecillas de esta red corrupta Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez 'El Bigotes' también estaban citados para este miércoles a declarar como testigos. Sin embargo, el primero no ha querido declarar por estar imputado en otras causas de 'Gürtel'. Queda pendiente para este jueves la declaración como testigos del exgerente de Orange Market Álvaro Pérez 'el Bigotes'; el exvicepresidente del Consell Víctor Campos y el exjefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret, que ya se declararon culpables en este mismo caso.

El juicio que se sigue contra Camps y Costa lleva un retraso acumulado de dos días en su calendario de comparecencias debido a la maratoniana jornada de selección del jurado que consumió el pasado lunes, cuando estaba previsto que hubieran declarado el expresidente y el ex secretario general del PPCV.

Consulta aquí más noticias de Valencia.