Grande-Marlaska considera que la realidad de la violencia de género no puede ser "minimizada" por los medios

El magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha considerado que la realidad de las víctimas, sobre todo en casos de violencia de género o hacia grupos de personas especialmente vulnerables, no puede ser "minimizada" por los medios de comunicación a la hora de informar sobre estos hechos.

El magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha considerado que la realidad de las víctimas, sobre todo en casos de violencia de género o hacia grupos de personas especialmente vulnerables, no puede ser "minimizada" por los medios de comunicación a la hora de informar sobre estos hechos.

Así lo ha aseverado durante una mesa redonda sobre la información del proceso judicial y el tratamiento a las víctimas, la cual ha tenido lugar en el marco de las III Jornadas Prensa y Justicia celebradas en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de La Laguna, en Tenerife.

Grande-Marlaska ha señalado que los órganos judiciales tienen que asumir que las víctimas son "algo más" que un testigo, pero también ha querido dejar claro que restaurar la realidad de esa víctima también exige que su historia, en el caso de ser contada por los medios, "no sea minimizada o minusvalorada en su entidad y en su alcance".

En este sentido, el magistrado ha hecho hincapié en que esa víctima puede haber sido objeto de un ataque que "no puede ser minimizado por manifestaciones de testigos no presenciales y que 'estaban por allí' y que lo único que dicen es que no ocurría nada raro".

La sobreabundancia de noticias sobre violencia de género, en su opinión, provoca que se sustraiga lo que origina esa noticia y eso da lugar a que se difumine la información, pues casi siempre se recurre a "testimonios que no aportan nada".

Para Grande-Marlaska, esto supone un tratamiento inadecuado de la violencia de género por parte de los medios de comunicación, pues dan la impresión de que el hecho sobre el que informan es "esporádico y espontáneo" y "sin ninguna relación con la violencia machista".

Esas informaciones, además, pecan de que "nunca" son continuadas desde el punto de vista de su tratamiento, pues no se da a conocer, por ejemplo, cuál ha sido la sentencia judicial que ha derivado de una u otra agresión y cuál es el origen que ha dado lugar a la comisión de ese delito, de ahí que el magistrado requiera de los medios un 'cambio' para que este tipo de hechos, y sobre todo la realidad de las víctimas, no se minusvalore.

Las grandes olvidadas

Fernando Grande-Marlaska ha incidido en que las victimas "siempre" han sido "las grandes olvidadas" del procedimiento penal hasta fechas recientes, pues ya se ha llegado a la conclusión de que es "algo más que un testigo", de ahí que exista una preocupación por darle cobertura y asistencia por parte de los órganos judiciales para que no sufran daños complementarios.

Esto conlleva también que haya que controlar y dar protección a su imagen y a su honor, esto es, evitar que las identidades de la propia víctima no sean trasladadas a la opinión pública, si bien esto resulta difícil en muchos casos por la actuación de determinados medios de comunicación, indicó el magistrado.

En consecuencia, Grande-Marlaska ha resaltado que los órganos judiciales han de ser "expresivos y coherentes" a la hora de informar a los medios sobre los procesos judiciales, y especialmente, trasladar la relevancia o entidad de los hechos que son objeto de investigación a la opinión pública.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento