El servicio del Defensor del Profesor de ANPE recibe 65 consultas, un 13% relacionadas con amenazas de padres o alumnos

El servicio del Defensor del Profesor de ANPE recibió durante el pasado curso un total de 65 consultas por parte de docentes, de las cuales un 13 por ciento estuvo relacionado con amenazas por parte de padres (7%), y con acoso o amenazas de los alumnos (6%).
Universitarios, Alumnos, Selectividad
Universitarios, Alumnos, Selectividad
UCLM/EP

El servicio del Defensor del Profesor de ANPE recibió durante el pasado curso un total de 65 consultas por parte de docentes, de las cuales un 13 por ciento estuvo relacionado con amenazas por parte de padres (7%), y con acoso o amenazas de los alumnos (6%).

Según ha señalado el sindicato, la mayor parte de los problemas se produjeron en Secundaria (40%) y Primaria (35,38% ), si bien también hubo disturbios en Infantil (1,54%), Centros de Adultos (3,08%) y Ciclos Formativos (16,92%).

De esta manera, la mayor parte de consultas estuvieron relacionadas con problemas con la dirección del centro (32,65%) y problemas administrativos (20,93%) debido a la falta de resolución de problemas relacionados con los alumnos.

No obstante, ANPE ha remarcado el aumento, aunque no "significativo", de los casos de coacciones de los padres y la presión para modificar las notas, puesto que hay algunos que "quieren imponer sus criterios y pretenden que el profesor siga las pautas de actuación que ellos marcan en la organización y planificación de las clases, e incluso en la evaluación de sus hijos y no admiten que el especialista desde el punto de vista pedagógico es el profesor, no están tampoco de acuerdo en que el profesor ponga sanciones a sus hijos ante determinadas conductas inadecuadas".

Además, los profesores se enfrentan también a problemas para dar clase (4%), amenazas de padres (7%), acoso y amenazas de alumnos (6%), problemas entre compañeros (4%), o falsas acusaciones de alumnos (4%), faltas de respeto (4%), agresión de alumnos (3%), enfrentamiento de padres (1%), denuncias de padres (1%), agresiones de padres (1%), conducta agresiva entre alumnos (1%) o grabaciones o fotos en internet (1%).

Según las estadísticas, este tipo de situaciones afectan al profesorado produciendo estados de ansiedad (57%), depresión (20,41%) y baja médica (22,45%).

Según hace hincapié ANPE, la conflictividad es en buena parte, un reflejo del deterioro del sistema educativo asociado a aspectos como el abandono de las responsabilidades educativas por parte de las familias, la ausencia de normas en la educación, la crisis de valores y el descrédito de la autoridad en general. No obstante, se exige a la escuela y al profesorado un "esfuerzo desmesurado sin que a cambio se reconozca la importancia y la dignidad de su tarea".

En este sentido, apunta que "con demasiada frecuencia" los profesores pierden un "tiempo enorme" de cada sesión en conseguir un mínimo de silencio. Además, las decisiones de los docentes son cuestionadas por sus alumnos, y se deben justificar actitudes como la exigencia, la seriedad, el fomento del estudio. "Todo ello es consecuencia de que los profesores están menos valorados, no sólo por los alumnos, sino por buena parte de las familias y en muchos casos no se quiere reconocer su profesionalidad ni su autoridad".

Así, pese a que los datos del Instituto para la Convivencia y el Éxito Escolar reflejan una mejora en la convivencia debido a la implantación de diferentes planes llevados a cabo en los centros escolares, "aún queda mucho por hacer" por parte de la Administración en cuanto a la aplicación de acciones inmediatas para cambiar todas estas conductas que "van degradando la dignidad del profesor y el buen funcionamiento de la convivencia escolar".

Por todo ello, el sindicato ha reclamado una ley en la que los docentes sean considerados autoridad pública en el ejercicio de su función, lo que ya se ha puesto en marcha con éxito en algunas Comunidades Autónomas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento