El Ministerio de Economía comunica a Cantabria que la deuda del ICAF consolida con la de la Administración

Mazas avisa que la decisión podría tener repercusión directa en el déficit y el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria
Cristina Mazas
Cristina Mazas
EUROPA PRESS

El Ministerio de Economía y Hacienda ha comunicado a la Intervención General de Cantabria que la deuda del Instituto de Finanzas de Cantabria (ICAF) ha de consolidarse con la de la Administración regional.

A efectos prácticos, este hecho supondrá que en la próxima publicación del Banco de España (BE) sobre el endeudamiento de las comunidades autónomas, correspondiente al tercer trimestre del año, se computarán 78 millones de euros del saldo vivo del ICAF, ha informado el Ejecutivo regional en un comunicado.

El grupo de trabajo que ha tomado esta decisión es el que se encarga de la clasificación de los entes públicos, constituido por la Intervención General del Estado, el BE y el Instituto Nacional de Estadística (INE), y ha exigido integrar al ICAF dentro del grupo de entidades que consolidan su déficit y su endeudamiento con el de la Administración regional de Cantabria.

La decisión se fundamenta, ha explicado el Ejecutivo, en que toda la actividad del Instituto se limitaba a operaciones que financiaban únicamente a la propia comunidad.

De hecho, precisa que la primera operación "estrictamente privada" que ha ejecutado el ICAF desde su creación en 2007, es la de conceder un préstamo a la mercantil Sonkyo en septiembre de 2011 por dos millones de euros, que se ampliarán en otros dos millones adicionales en 2012 para crear cerca de medio centenar de puestos de trabajo. Operación esta que es la primera que ha firmado el nuevo Gobierno regional del Partido Popular.

La decisión tomada por este grupo de trabajo "refuta" la tesis que defendía el anterior Ejecutivo (PRC-PSOE), que aducía que la deuda del ICAF no consolidaría con la de la Administración, ha recordado el Gobierno.

Añade que, además del "efecto directo" que tendrá sobre los datos de endeudamiento de la comunidad, este hecho puede suponer un "riesgo" para la capacidad de maniobra financiera del nuevo Gobierno regional, ya que limitará su capacidad de endeudamiento, custodiada por el Ministerio de Economía y Hacienda.

"Si los anteriores responsables del ICAF hubieran dirigido la actividad del ICAF hacia el sector privado, ahora no tendríamos que soportar las consecuencias de esta decisión", subraya la consejera de Economía, Hacienda y Empleo del Ejecutivo cántabro, Cristina Mazas.

Según Mazas, esta situación exigirá dos cosas: "la primera, ser más cautelosos que nunca con los proyectos en los que se implique el ICAF, ya que el riesgo que asuma se convertirá en déficit en caso de impago, comprometiendo la estabilidad presupuestaria y con ello el cumplimiento del objetivo de déficit del 1,3% sobre el PIB en 2012 y del 1,1% en 2013; la segunda, fortalecer nuestra idea de que el ICAF debe dirigirse a facilitar el acceso al crédito de la iniciativa privada".

El Ejecutivo ha precisado que, de forma somera, la deuda del sector público empresarial y fundacional no consolida si más de la mitad de sus costes operativos (gastos) se financian con servicios de mercado (sector privado). Por tanto, si el ICAF hubiera dirigido su actividad a financiar proyectos privados, Intervención del Estado, el INE y el Banco de España "habrían seguido manteniendo la tesis de que la deuda del Instituto no consolida". ANTECEDENTES

En julio del año 2010, el Banco de España comunicó a la Comunidad Autónoma que el ICAF pasaba a ser calificado como una entidad financiera. Entonces, el exconsejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, defendió que esa decisión suponía de facto que "los pasivos financieros del Instituto no computarán como deuda de la comunidad autónoma".

Sin embargo, según el Gobierno del PP, "la realidad apuntaba hacia justamente lo contrario". Al calificarse como entidad financiera, tendría que comunicar trimestralmente a ese grupo de trabajo su posición crediticia, que la analizaría y juzgaría después su nivel de exposición pública y/o privada. Hace escasos días se le ha comunicado a Cantabria que dado que todas las operaciones contratadas antes del 30 de junio corresponden al sector público, la deuda sí debe computar, ha explicado el Ejecutivo.

Posición crediticia del icaf

Según datos del Gobierno, la posición crediticia del ICAF a 30 de junio de 2011 la conforman las siguientes operaciones: Fundación Comillas (Financiación especializada), con un saldo formalizado de 44.000.000 de euros y un saldo vivo de 43.795.184 euros; Ecoparque Besaya (Línea de crédito), con 4.000.000 y 3.645.259 euros, respectivamente; Gesaican (Préstamos con garantía real), con 5.592.514 y 5.290.180 euros, respectivamente.

Nueva Papelera del Besaya (Línea de crédito), con 10.000.000 de euros de saldo formalizado y 8.718.639 euros de vivo; CEP Cantabria (Línea de crédito), con 2.050.000 y 2.045.494 euros, respectivamente; MARE, (Avales y otras cauciones), con 600.000 y 600.000 euros, respectivamente; MARE (Avales y otras cauciones), con 9.229.710 euros y 9.229.710 euros, respectivamente.

CEP Cantabria (Avales y otras cauciones), con 2.000.000 y 2.000.000 de euros, respectivamente; Gieducan (Gestión de derechos), con 6.600.000 y 5.835.609 euros; y Gieducan, (Gestión de derechos, con 6.450.000 y 5.625.654 euros, respectivamente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento