La Fundación Santa María de Albarracín recupera una talla de una ermita de Caminreal

La Fundación Santa María de Albarracín acaba de terminar la restauración de una talla de la Virgen, procedente de la ermita de la Virgen de las Cuevas de Caminreal (Teruel) que contenía "injertos de distintas épocas" y que presentaba un mal estado de conservación. Desde la Fundación confían en poder entregar la obra, ya restaurada, esta misma semana.
La Talla Recuperada
La Talla Recuperada
FUNDACIÓN STA. MARÍA

La Fundación Santa María de Albarracín acaba de terminar la restauración de una talla de la Virgen, procedente de la ermita de la Virgen de las Cuevas de Caminreal (Teruel) que contenía "injertos de distintas épocas" y que presentaba un mal estado de conservación. Desde la Fundación confían en poder entregar la obra, ya restaurada, esta misma semana.

El Centro de Restauración de la Fundación Santa María de Albarracín acaba de terminar los trabajos de restauración de una talla de madera policromada perteneciente a la ermita de la Virgen de las Cuevas de Caminreal. Según ha explicado el gerente de la Fundación, Antonio Jiménez, la talla "ha tenido más interés del que pensábamos al principio".

Y es que, en un primer análisis se pensó que "era una talla renacentista interesante", pero con la restauración "se ha visto que es una talla que cuenta con algunos añadidos, por lo que su origen es más antiguo".

De esta forma, y a pesar de que presenta "injertos de distintas épocas", podría ser "una talla románica a la que le añadieron las caras (de la Virgen y el niño) y las manos de la virgen, acomodándola al gusto del momento". Por eso, Jiménez ha señalado que "es una talla truncada en valor histórico, pero tiene esos despieces que revalorizan el elemento".

Jiménez ha apuntado que la talla, una virgen entronizada con el niño en su regazo y sin relación visual, "estaba muy deteriorada porque para hacerle estos injertos deterioraron lo que se supone que es la talla original". También estaba afectada por "el paso del tiempo y la carcoma que puede afectar a la madera" que también habían estropeado sus policromías.

Antonio Jiménez ha subrayado que "ha habido que recomponer y consolidar la estructura para después darle un acabado coherente con lo que eran las policromías más antiguas, que no la primera" de la que ya no quedaban apenas restos visibles. Ahora, el Centro de Restauración trabaja en el informe para entregarla, "si es posible esta semana".

Éste no es el único trabajo que ha realizado la Fundación por encargo de otras localidades, este año ha restaurado piezas de Embid, Bordalba y Daroca (Zaragoza) o el retablo de Torralba de los Sisones (Teruel).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento