US inicia la votación para elegir titular de la Defensoría Universitaria con una única candidata, Rosa Muñoz

El claustro de la Universidad de Sevilla (US) ha conocido este martes la propuesta de la profesora de Derecho Mercantil Rosa Muñoz como única candidata a Defensora Universitaria, cuya votación se realizará en el Paraninfo el próximo jueves 15 de diciembre, si bien los claustrales pueden emitir su voto de forma anticipada desde hoy hasta mañana miércoles.
Rosa Muñoz En El Claustro De La Universidad De Sevilla
Rosa Muñoz En El Claustro De La Universidad De Sevilla
EP/US

El claustro de la Universidad de Sevilla (US) ha conocido este martes la propuesta de la profesora de Derecho Mercantil Rosa Muñoz como única candidata a Defensora Universitaria, cuya votación se realizará en el Paraninfo el próximo jueves 15 de diciembre, si bien los claustrales pueden emitir su voto de forma anticipada desde hoy hasta mañana miércoles.

La candidatura de Rosa Muñoz como Defensora Universitaria, a propuesta de la Mesa del Claustro por unanimidad tras haber finalizado el mandato del profesor Ignacio Ugalde, fue el punto único de la sesión claustral extraordinaria de este martes. En ella, Muñoz ha explicado, en primer término, qué es y para qué sirve la Defensoría Universitaria y ha examinado brevemente la forma de proceder o los distintos tipos de procedimientos fijados en el Reglamento General del Defensor Universitario.

En declaraciones a Europa Press, Muñoz ha recalcado que, si finalmente es nombrada el próximo jueves Defensora Universitaria, su principal cometido será el de "seguir al servicio de todos los miembros de la comunidad universitaria" tal y como lo ha hecho hasta ahora al frente del Servicio de Asistencia a la Comunidad Universitaria (SACU).

"Yo sé cuál es mi función como defensora: velar por los derechos que estén olvidados de alguna manera en los tres colectivos de la comunidad universitaria (alumnado, profesorado y PAS) e iniciar comisiones de investigación para asuntos en los que me pidan que intervenga o que yo decida por mí misma porque no estén claros; y sea cual sea el sector al que pertenezca y un tema u otro voy a poner toda mi energía en hacerlo", aclara Muñoz tras insistir en que va a trabajar por y para todos los colectivos por igual.

También en su discurso ante el claustro insistió en que es "ferviente defensora del servicio público" y que, por ello, como Defensora Universitaria se volcará para "hacer asequibles y cumplidos para todos los miembros de la comunidad universitaria los derechos que todo el ordenamiento consagra". "Dicho de otra manera, convertir en reales los derechos que toman forma concreta en nuestra Universidad, en sus Estatutos y normas internas, de forma que éstos sean la respuesta a los problemas de un colectivo tan grande y complejo como el nuestro", añadió.

Impulso a la mediación

Por último, Muñoz esbozó en su tercera parte algunas de sus propuestas de acción, destacando un impulso decidido a la mediación, ya que tiene el convencimiento de que "una campaña intensificando su conocimiento, explicando, tal como es, una formidable oportunidad de solucionar los conflictos, nunca impuesta sino siendo cauce y ayuda para propiciar el acuerdo que se produciría de la manera más satisfactoria para ellos mismos, llevaría de la mano a una buena y mejor convivencia y un buen y mejor clima laboral en nuestros lugares de trabajo".

Asimismo, la profesora Muñoz prometió "hacer conocer más y mejor a la comunidad universitaria la figura de esta Institución y sus competencias, para tratar de involucrarla a todos los niveles en ese contacto directo, en un constante recordatorio de nuestra puesta a disposición: con el Consejo de Alumnos, y de su mano con las Delegaciones; con los representantes del PAS y sus organizaciones sindicales, con las Asociaciones de Profesores de nuestra Universidad, Equipos Decanales, Servicios, etcétera, para conseguir la extensión de su acción recogiendo además sugerencias de todos ellos con la intención de implantarlas pro futuro".

De hecho, el Reglamento General del Defensor Universitario recoge que esta figura "no estará sometida a mandato imperativo alguno y desarrollará sus funciones con total independencia y autonomía, no pudiendo ser reelegido ni destituido durante su mandato, que será de cinco años; ni sometido a expediente disciplinario por razón de sus actuaciones u opiniones expresadas en el ejercicio de su cargo".

La persona titular de la Defensoría Universitaria tiene que ser elegida por mayoría absoluta del Claustro y no puede ocupar cargo de gobierno o de representación de la Universidad. Además, deberá presentar al claustro una memoria sobre su gestión cada curso académico y ésta recogerá, al menos, el número y tipo de quejas presentadas, aquéllas que fueron objeto de investigación, el contenido de las resoluciones y el carácter de sus recomendaciones, así como aquéllas que hubiesen sido rechazadas y sus causas. La memoria, que no contendrá datos personales que permitan la identificación de los interesados en las actuaciones de investigación, se hará pública para el conocimiento de la comunidad universitaria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento