El futuro presidente del Gobierno Mariano Rajoy confiará a Pío García Escudero la presidencia del Senado y a Jesús Posada la presidencia del Congreso de los Diputados. Rajoy ha hecho este anuncio en la Junta Directiva Nacional del PP, donde ha apuntado sus principales líneas de actuación al frente del Gobierno. Las portavocías son para Alfonso Alonso, en el Congreso, y para José Manuel Barreiro, en el Senado.

El PP ya ha acordado con el PSOE y CiU la estructura de las Mesas del Congreso y del Senado. En la del Congreso habrá cinco integrantes 'populares': Posada, Celia Villalobos como vicepresidenta primera, Dolors Montserrat como vicepresidenta segunda, Ignacio Gil Lázaro como secretario (cargo en el que repite) y la novedad del navarro Santiago Cervera para otra de las Secretarías.

La Mesa del Senado se cierra con cuatro miembros del PP, dos del PSOE y uno de CiU. Los primeros serán García-Escudero, Juan José Lucas, Ramón Rabanera y Matías Conde.

Con la vista puesta en los comicios andaluces

Rajoy pide "austeridad" a los cargos públicos también en su vida personal En su discurso previo, Mariano Rajoy ha pedido el mayor esfuerzo del partido para hacer las cosas bien, "con responsabilidad y sensatez". Apelando a las dificultades que viven muchos españoles por la crisis ha pedido a los políticos que sean "austeros tanto en el manejo del dinero público, pero también en la esfera privada "con los gestos personales".

Como partido, Mariano Rajoy ha recordado que la prioridad para el PP son las elecciones andaluzas del mes de marzo, en donde auguró un cambio histórico liderado por Javier Arenas.

Según Mariano Rajoy, la economía es hoy la urgencia y la mayor prioridad de los españoles. El reto del Gobierno estará en los más de cinco millones de españoles quieren trabajar y no pueden o en la cifra del paro juvenil que ha tachado de "inasumible" (por encima del 45%). El objetivo, ha sintetizado, "es crecer y crear empleo".

Las prioridades de la legislatura

Después, el futuro presidente enumeró las prioridades de su Gobierno. Una, dijo, va a ser estar en Europa. "España es el cuarto país por PIB y quiero que España tenga el peso que nos corresponde. A lo largo de una parte de la historia reciente nuestro país colaboró en la toma de decisiones en Europa y queremos que eso se vuelva a repetir".

Después ha citado control del déficit público, la deuda pública y la deuda privada. "No se puede gastar más de lo que se tiene. Si se vive por encima de las necesidades, corres el riesgo de no poder devolver el dinero o de que no te puedan volver a dar créditos o refinanciar" ha recordado. España tendrá que refinanciar la deuda pública y tendrá que pedir más dinero.

Anuncia que acometerá reformas de tipo laboral, fiscal, educativa y energética, entre otras Como tercera  prioridad citó la necesidad de "hacer reformas para mejorar la competitividad de la economía y para crecer". La primera y más importante reforma a abordar en los inicios de la legislatura será la laboral.  Le seguirán las reformas "fiscal, educativa, energética, entre otras".

Por último, ha citado la necesidad de restructuración del sistema financiero para que vuelva a fluir el crédito. También ha anunciado que cuanto antes el Gobierno dará una previsión económica para 2012, otra del techo del gasto y que intentará la aprobación de los presupuestos generales del Estado lo antes posible.

Mariano Rajoy ha señalado, al final de su intervención, que su formación buscará acuerdos. "Este partido buscará el consenso y el acuerdo, pero no va a abdicar de su responsabilidad del mandato que nos han dado los españoles, gobernar y tomar decisiones", ha dicho. También ha pedido a las corporaciones municipales y las Comunidades Autónomas su colaboración para poner a raya el déficit.