Ave Madrid-Barcelona
Una imagen del AVE entre Madrid y Barcelona. ARCHIVO

El objetivo es seguir ampliando las distancias con el puente aéreo de Iberia, que en 2010 llevó a 1,4 millones de viajeros por los 2,5 que usaron el AVE entre Madrid y Barcelona. Cuando quedan poco más de dos meses para celebrar el cuarto aniversario de su puesta en marcha, la línea de alta velocidad entre Barcelona y Madrid refuerza su servicio. En esta ocasión, ha recortado el tiempo del trayecto en los convoyes directos entre ambas ciudades.

Así, si hasta ahora los trenes sin paradas tardaban dos horas y 38 minutos, desde este domingo lo hacen en apenas 2 horas y media, según ha informado Renfe. El motivo del recorte de tiempo no se debe a un incremento de la velocidad en el ferrocarril, sino a la puesta en funcionamiento del segundo nivel del ERTMS, que es el sistema de señalización con el que operan los trenes.

Precisamente, la nueva fase de señales se ha estado probando en algunos servicios desde finales del mes de octubre. Desde este domingo se aplica en un total de 16 trenes –ocho hacia Madrid y otros tantos hacia Barcelona– de los 54 convoyes –27 por sentido– que a diario circulan en el corredor.

Más plazas en el Avant

Por otra parte, el servicio Avant en Cataluña, que une Lleida con el Camp de Tarragona y Barcelona verá incrementada su oferta diaria con un 18,6% más de plazas. Así, en los días laborables, habrá un total de 3.360 asientos en circulación, según Renfe. En esta ocasión, la ampliación se debe a la puesta en circulación de un nuevo modelo de tren, el S121. Si bien las prestaciones de que dispone son similares a las actuales de la línea, según ha informado la compañía, incorporan enchufes en todos los asientos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.