Rusia abre una investigación sobre el supuesto fraude electoral por la presión popular

El presidente ruso, Dmitri Medvédev.
El presidente ruso, Dmitri Medvédev.
Mikhail Klimentyev / REUTERS

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, ha anunciado este domingo a través de su página en Facebook la apertura de una investigación sobre las presuntas irregularidades ocurridas durante las elecciones de Rusia del pasado 4 de diciembre tras las protestas por el supuesto "pucherazo" en las calles de las principales ciudades rusas.

Medvedev ha señalado que no está de acuerdo con las consignas de los manifestantes de la plaza Bolotnaya, donde el sábado se congregaron unas 50.000 personas (25.000 según la Policía) para protestar por el "robo" del voto que propició la victoria del partido de Medvedev, Rusia Unida, por absoluta.

"La Constitución de Rusia contempla la libertad de reunión y de expresión. La gente tiene derecho a expresar su opinión y lo hicieron ayer. Es bueno que la manifestación estuviera dentro de la ley. Aunque no estoy de acuerdo con las consignas, he ordenado una investigación", explica Medvedev en un mensaje en Facebook.

Decenas de miles de rusos salieron este sábado a las calles de medio centenar de ciudades de Rusia para denunciar el fraude electoral y pedir la celebración de nuevos comicios, bajo el lema "Por unas elecciones limpias", en la mayor protesta en más de una década en Rusia.

Del Pacífico al Atlántico, del Extremo Norte a las ciudades del sur europeo ruso, miles de ciudadanos dejaron el calor de sus hogares para llenar plazas y calles en un gélido día de diciembre y sumarse a la que ya es la manifestación más multitudinaria vista en este país desde la década de los 90 del siglo pasado.

Además, los organizadores de las manifestaciones han anunciado la celebración de una nueva protesta para el 24 de diciembre si no se atienden sus demandas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento