Mil raciones de chocolate caliente en apoyo de los quiosqueros del Retiro para que no desaparezcan

  • Con la próxima adjudicación de estos negocios que ha convocado el Ayuntamiento de Madrid corren peligro de desaparecer.
  • Según ellos, los nuevos baremos de adjudicación de espacios públicos "no son asumibles" por estos pequeños empresarios.
  • En un ambiente festivo, los once quiosqueros del Retiro dieron esta dulce bienvenida a adultos y niños que iban a entrar en el parque por el acceso de la Puerta de Alcalá.
Imagen de los quiosqueros del Retiro en el parque madrileño.
Imagen de los quiosqueros del Retiro en el parque madrileño.
ATLAS

Los quiosqueros del parque del Retiro han invitado este domingo a los madrileños a cerca de 1.000 raciones de chocolate caliente, además de azucarillos y aguardiente, para denunciar su posible desaparición ante la próxima adjudicación de estos negocios que ha convocado el Ayuntamiento de Madrid.

En un ambiente festivo, los once quiosqueros se han situado este mediodía en la plaza de la Independencia para dar esta dulce bienvenida a adultos y niños que iban a entrar en el parque por el acceso de la Puerta de Alcalá.

Un grupo de personas ha cantado la zarzuela Agua, azucarillos y aguardiente y se ha leído un manifiesto de los quiosqueros, algunos de los cuales sus familias llevan más de cien años regentando estos negocios, en "defensa del patrimonio y de la memoria histórica de los usos tradicionales del parque del Retiro".

Los quiosqueros aseguran que los nuevos baremos de adjudicación de espacios públicos instaurados por el Ayuntamiento de Madrid, "no son asumibles" por estos pequeños empresarios, "en su mayoría mujeres que llevan hasta cinco generaciones" regentando estos negocios que "corren serio peligro de desaparición".

Los quioscos del Parque del Retiro se rigen por normativas municipales y cada diez años el Consistorio inicia el proceso de renovación de las correspondientes licencias.

Según los quiosqueros, tras la reforma de la Ley de Contratos del Estado de 2007, "el Ayuntamiento ha iniciado el proceso de renovación de las concesiones en las que se ha variado sustancialmente el baremo calificador de las ofertas mediante una fórmula que prima, fundamentalmente, las posibilidades financieras de los participantes en el concurso, y que supone hasta triplicar las tasas que actualmente abonan al consistorio madrileño".

Esos históricos puestos fueron, en sus inicios, concesiones que la Casa Real hizo a antiguos empleados suyos, sobre todo mujeres, que hicieron de estos establecimientos su medio de ganarse la vida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento