Los precios de las comidas y cenas de Navidad caen más de un 25% en cuatro años

Las comidas o cenas de empresa por Navidad siguen celebrándose pero el presupuesto que se dedica a ello ha caído considerablemente desde 2007. Concretamente, según datos de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma), los precios han descendido entre un 25 y un 27 por ciento desde el año 2007.

Las comidas o cenas de empresa por Navidad siguen celebrándose pero el presupuesto que se dedica a ello ha caído considerablemente desde 2007. Concretamente, según datos de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma), los precios han descendido entre un 25 y un 27 por ciento desde el año 2007.

Ese año fue el último de "bonanza", según ha indicado el presidente de Aehma, Rafael Prado, quien ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que este 2011 el buen tiempo está ayudando a que los datos hayan mejorado y que haya "más animación" que el pasado 2010.

"La cosa está animada pero barata", ha sostenido, agregando que la semana de más afluencia es la del 12 al 18 de diciembre y, fundamentalmente, el jueves, viernes, sábado y domingo. Sí ha aclarado que estas comidas o cenas no están organizadas por las empresas en sí, sino por los propios trabajadores y también muchas de grupos de amigos que quedan para celebrar las fiestas navideñas.

El precio oscila en una horquilla de 20 a 40 euros por persona, prácticamente igual que el pasado año, pero muy por debajo de años anteriores. Y es que, a juicio de Prado, los gastos están "constreñidos". No obstante, esta Navidad "podemos reír con un ojo porque gracias al factor tiempo estamos mejor".

Una de las peticiones, y casi exigencia según Prado, de los comensales es que los restaurantes incluyan una copa en las comidas y cenas: "aunque luego vayan a otro lugar sí estamos notando que los clientes aprietan para que esa primera copa se la puedan tomar en la comida o la cena, y se les está dando".

"demasiados bares y restaurantes"

Lo que sí ha lamentado este empresario malagueño es algo que, ha recordado, ya avisó "hace un tiempo": demasiados bares y restaurantes abiertos en la capital en muy poco tiempo.

Para el presidente de los hosteleros malagueños el número de establecimientos es "excesivo" teniendo en cuenta que la demanda "no acompaña", a excepción de puntas. A ello se suma, ha dicho, que muchos propietarios de locales del centro "piden una barbaridad de dinero y no hay quien aguante ciertos alquileres; de hecho, ha admitido que ya existen algunos establecimientos que han colocado el cartel de traspaso "porque lamentablemente no hay clientela para tanto".

Cuestionado por el Muelle Uno y si estos establecimientos pueden suponer una merma en la clientela de los bares del centro, Prado ha manifestado que el puerto parece que está funcionando bien, de lo cual se ha alegrado. "Si crecemos, crecemos todos, no hay interferencias entre el centro, el puerto o incluso La Malagueta". Así, ha recordado que en hostelería funciona siempre la ley de oferta y demanda "y a luchar hay que salir todos los días para sacar esto adelante".

Lo que sí ha afectado a las comidas navideñas es la ley antitabaco, según el hostelero malagueño, quien ha admitido que el daño "está hecho", a pesar de que la buena climatología esté permitiendo que muchos clientes opten por terrazas, que cuentan con estufas, y pueden fumar durante sus comidas. No obstante, ha insistido en que esta normativa "ha hecho y está haciendo un daño incalculable a la hostelería".

A pesar de que la situación ha mejorado levemente no se están produciendo contrataciones para estas fechas navideñas, a excepción de "extras" para cenas o almuerzos pero "nada igual a lo que era habitual en el periodo navideño", ha concluido Rafael Prado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento