Los portavoces de la oposición piden la dimisión de Camps como diputado ante el inicio del juicio

Los portavoces de los grupos de la oposición en Les Corts han reclamado la dimisión del expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, como diputado en la Cámara autonómica ante el inicio, este lunes, del juicio en el que será juzgado por un delito de cohecho impropio pasivo, acusado de recibir trajes como regalo de la trama Gürtel.

Los portavoces de los grupos de la oposición en Les Corts han reclamado la dimisión del expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, como diputado en la Cámara autonómica ante el inicio, este lunes, del juicio en el que será juzgado por un delito de cohecho impropio pasivo, acusado de recibir trajes como regalo de la trama Gürtel.

En este sentido, el portavoz del PSPV, Jorge Alarte, ha exigido al jefe del Consell y secretario general del PPCV, Alberto Fabra, que obligue a Camps a que dimita y que "si no quiere, le envíe al Grupo Mixto".

Así, ha criticado que Fabra haya permitido que Camps, que también es miembro del Consell Jurídic Consultiu (CJC), "vaya a sentarse en el banquillo en posesión de sus cargos, lo cual es un deshonor y una indignidad para Les Corts y para el pueblo valenciano".

Además, ha anunciado que si el expresidente valenciano resulta condenado, los socialistas propondrán en Les Corts "que se le suspenda la aplicación de la Ley del Estatuto de Expresidentes".

"Para el buen nombre y la credibilidad de nuestras instituciones, Camps debería sentarse en el banquillo sin más condición política que la de ex President, ex diputado y ex miembro del CJC, sin más derechos que los que tenemos los restantes 5 millones de valencianos, y con plenitud de sus ejercicios constitucionales, incluida la presunción de inocencia", ha argumentado.

Por último, Alarte ha censurado que la corrupción, "que afecta a todas las instituciones por las que el PP ha pasado con más o menos intensidad, se traduce en la práctica en millones de euros que han servido para enriquecer a unos pocos en lugar de construir colegios u hospitales y que han erosionado gravemente la imagen de la Comunitat".

"la punta de una pirámide"

Por su parte, el portavoz de Compromís, Enric Morera, ha destacado en declaraciones a Europa Press que a Camps "los mismos que le aplaudían a su entrada" en el hemiciclo de las Corts, ahora "le han abandonado", por lo que ha apuntado que el expresidente se ha "quedado solo".

Asimismo, Morera ha recordado que Camps dijo que "tenía ganas de declarar" pero hasta llegar a la fecha del juicio el próximo lunes "ha hecho todo lo posible por dilatar el proceso". De esta manera, el síndic de Compromís considera que esta vista en el TSJCV es la "culminación de un proceso de negación de la realidad" por parte el expresidente 'popular' valenciano.

Morera también ha advertido de que el caso de los trajes es la "punta de una pirámide" que "esconde el saqueo a las arcas públicas" y la "financiación ilegal" del PP.

Responsabilidad del pp

La portavoz de EUPV Marga Sanz, ha lamentado en declaraciones a Europa Press que un expresidente "tenga que sentarse en el banquillo de los acusados" y ha responsabilizado de esta situación al PP, que a su juicio, "ha generado una situación muy delicada en las instituciones valencianas, llegando a minar la credibilidad democrática de las mismas".

"El PP ahí tiene una responsabilidad tremenda de haber aguantado a un presidente durante todo este tiempo que sabía que al final iba a sentarse en el banquillo de los acusados", ha insistido.

Por ello, ha exigido que antes del lunes el expresidente Francisco Camps "presente su renuncia al escaño en las cortes y como miembro del CJC" para dejar, de este modo, fuera a las instituciones del proceso judicial.

"Nosotros entendemos que la Justicia va a situar sobre la mesa todos los elementos para esclarecer el asunto y confiamos en que los valencianos podamos ver la salida a un embrollo político que nos ha perjudicado muchísimo durante dos años y medio", ha concluido.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento