WWF pide información al Consejo de Doñana sobre tránsito de vehículos y las obras en los arroyos del Espacio Natural

Presenta una resolución al Pleno para que se inste al MARM y a la Junta a que pongan en marcha de forma "inmediata" actuaciones en este sentido
Parque Natural de Doñana
Parque Natural de Doñana
EUROPA PRESS

La organización ecologista WWF ha presentados varias solicitudes de información para el próximo Pleno del Consejo de Participación de Doñana, con el fin de poner luz sobre dos asuntos que preocupan por sus posibles consecuencias en el deterioro de los ecosistemas del Espacio Natural de Doñana como son los tránsitos de vehículos a motor, en especial por la playa de Doñana, y la reciente "limpieza" en los arroyos vertientes a Doñana.

Así, recuerda que ha solicitado en diversas ocasiones que el Espacio Natural cuente con un estudio de capacidad de carga sobre los tránsitos por el interior de los mismos, según la información de la organización ecologista, recogida por Europa Press. A juicio de WWF la cuestión de los tránsitos se ha considerado hasta ahora como "una cuestión menor por muchos agentes sociales y representantes de administraciones públicas, ignorándose en muchas ocasiones los impactos que se causan en el medio y las molestias a la fauna".

En este sentido, ha indicado como ejemplo la playa de Doñana, "la única que carece de impactos como la urbanización, el uso turístico intensivo o los puertos deportivos, pero que soporta un tránsito intenso de vehículos, con las consiguientes molestias a la avifauna". Además, añade que, siendo el último ecosistema costero virgen de la zona sur occidental, la playa de Doñana "debería tener una mejor regulación en cuanto a este tipo de usos, a fin de preservar en las mejores condiciones posibles este hábitat único y que por las presiones humanas ha desaparecido del resto de la costa onubense".

Para WWF, los tránsitos por un Parque Nacional deben contar con la mejor regulación posible, unos números máximos determinados por los estudios científicos de capacidad de carga y priorizados según las necesidades de conservación del espacio. Asimismo, considera "inaceptable" que se estén autorizando tránsitos por la playa del Parque Nacional para actividades privadas que nada tienen que ver con la gestión del Espacio Natural. "Y más grave aún es el hecho de que dichos permisos sean solicitados por responsables políticos o personal al servicio de Administraciones Públicas", lamenta.

Por esta razón, WWF va a pedir que la cuestión de los tránsitos a través del Espacio Natural se aborde con el "máximo rigor y que se aplique el estricto cumplimiento de la legalidad", puesto que es una cuestión "conflictiva" a nivel social, ya que "no se puede transmitir a los ciudadanos la idea de que existen privilegios a la hora de poder transitar por un espacio natural, cuyo principal objetivo es la conservación de unos ecosistemas únicos, como puede ser la playa del Parque Nacional".

En este sentido, el técnico de WWF en Doñana, Juan José Carmona, ha apuntado que el trabajo desarrollado en la Raya Real o en el Camino de Moguer a la hora de controlar los tránsitos por parte de la dirección del Espacio Natural, así como la guardería del parque y la Guardia Civil, ha sido "importante y no se puede poner en duda dicho esfuerzo", si bien es "necesario" que el Espacio se dote de estudios de capacidad de carga, se prioricen los tránsitos y se eliminen los tránsitos privados injustificados por la playa del Parque Nacional.

Por otro lado, WWF ha podido comprobar que durante este otoño, la Delegación de Medio Ambiente de Huelva ha llevado a cabo diversas actuaciones, que ha calificado de "limpieza de los arroyos", pero que a juicio de los técnicos de la organización ecologista "han agravado la situación ambiental de los mismos, al no contemplarse ningún criterio de restauración ambiental ni seguimiento de las actuaciones".

"limpieza negativa"

De esta manera, WWF considera que las actuaciones llevadas a cabo puede ser "negativa" para los propios cauces y el Espacio Natural, ya que lo que debería ser una restauración de cauces para evitar que los problemas continúen y se repitan en el futuro, ha sido "una eliminación incluso de cubierta vegetal necesaria para la estabilidad de los márgenes de los cauces, con el riesgo de pérdida de biodiversidad y aumento de la erosión".

Así, WWF ha solicitado información al Consejo de Participación para que esta cuestión se aclare en el próximo Grupo de Trabajo de Aguas del Consejo de Participación de Doñana, a fin de conocer el procedimiento llevado a cabo para la "limpieza" de los arroyos, cuáles van a ser las medidas de restauración que se van a llevar a cabo, porqué no se ha actuado contra las infraestructuras de riego sin autorización que se hallan en las zonas de actuación y cómo pueden afectar estas actuaciones al Espacio Natural.

Paralela a esta petición, WWF ha presentado una resolución al Pleno del Consejo de Participación para que se inste al Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, a que pongan en marcha con carácter "inmediato" actuaciones como un estudio detallado de las zonas inundables en la cuenca de la Rocina que permita establecer la anchura de la franja de protección en torno a cada arroyo de la cuenca, especialmente prioritario para los arroyos de La Cañada y Don Gil; delimitar el Espacio Fluvial de la cuenca de La Rocina; establecer franjas de protección en los márgenes de los cauces, entre ellos señalar dos zonas prioritarias por su importancia, en la cabecera de los arroyos de Don Gil y de la Cañada; y establecer bandas de vegetación protectoras entre los cultivos y los arroyos, entre otras.

Según recuerda Juanjo Carmona, WWF ha pedido en diversas ocasiones que se ponga en marcha un plan que venga a continuar las acciones del Doñana 2005, y ello con carácter "urgente", desterrando las actuaciones sueltas y realizadas con técnicas totalmente "inadecuadas" y sin plan de restauración. Además, cree que es "inaceptable" que la Administración no tome medidas contra las infraestructuras de riego "ilegal" que se encuentran en las zonas de arroyos cuando lleva a cabo actuaciones en los mismos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento