Y Tool salvó al Festimad

La plaza de toros cubierta de Leganés (cuyo techo se abre y se cierra mediante un impresionante sistema hidráulico), albergó este fin de semana el Festimad Sur 2006, patrocinado una año más por 20minutos.Tras los disturbios del año pasado en Fuenlabrada, la controvertida cita musical ha reducido sus dimensiones, hasta el punto de que muchos dudan de si se puede llamar "festival" a una serie de conciertos a cubierto y sin acampada.
  • FOTOS: El Festimad 2006
El público durante el Festimad 2006 (FOTO: A. Fraguas).
El público durante el Festimad 2006 (FOTO: A. Fraguas).
Antonio Fraguas

En lo musical, la ración más contundente de esta edición se sirvió el sábado, con la banda estadounidense Tool como cabezas de cartel, precedidos por sus compatriotas Deftones.

Chino Moreno, dándolo todo. El cantante de Deftones trató se desgañitó a placer.La banda del Chino Moreno, que ha perdido en voz lo que ha ganado en kilos, se topó con un recinto sin los estándares mínimos de calidad de sonido. Su mejor momento fue sin duda la versión de su clásico 7 Words del álbum Adrenaline, y la envolvente Digital Bath, del LP White Pony.

Y llegó Tool...

La primera carta credencial de Tool fue presentada media hora antes de su salida ante el público, en el momento en que los técnicos arrastraron desde bambalinas la batería de Danny Carey hasta el escenario.

Casi veinte platos, un gong e infinidad de timbales le daban al relampagueante instrumento un aire de paso de Semana Santa, o de ciudadela futurista. La ovación cerrada del público ante un instrumento musical era la muestra de la veneración que los seguidores de Tool sienten por una banda que es casi una religión del metal contemporáneo.

Herederos legítimos de Pink Floyd o King Crimson, han reinventado el rock progresivo con una mezcla de ternura (en la voz del semidios Maynard James Keenan) y de contundencia llena de matices y riqueza cromática.

El doble bombo de Carey (sin duda uno de los mejores músicos del mundo) funcionó como un martillo neumático. Los arpegios místicos y los acordes cortantes de Adam Jones (peraltados por la líneas sincopadas del bajo de Justin Chancellor) vencieron a las malas condiciones acústicas del recinto.

Mosaico fotográfico con varios momentos de la actuación de Tool en el Festimad 2006 (Foto: Antonio Fraguas).
Por la cara de los asistentes, se podría decir que incluso los fans de toda la vida estaban sorprendidos: igual que si fuera la primera vez que oían temas (algunos de más de siete minutos) como Forty Six & 2, de Aenima, Sober, de Undertow, o Schism de Lateralus.

Sí era la primera vez que se escuchaban en Madrid las canciones del último álbum de la banda, 10.000 Days (10.000 días). Ése fue el número de jornadas (27 años) que pasó la madre de Maynard postrada debido a una parálisis.

La actuación de Tool, que será recordada por muchos años, justificó por si sola todo el festival.

Alice In Chains

En la jornada de ayer pasaron como cabezas de cartel unos capitidisminuidos Alice In Chains, que tras la muerte de Layne Stanley (quien siguió los pasos de Andrew Wood o Kurt Cobain), han reaparecido para volver a tocar los temas que les encumbraron en plena eclosión grunge, en los 90.

Apenas 5.000 seguidores de la mítica banda, según informa la agencia Efe, aguantaron hasta la medianoche para poder escuchar en directo a este grupo que se encargó de cerrar el Festimad Sur, tras dos días enteros de conciertos en directo y sin pausas.

La organización ha reconocido que la afluencia de público del domingo ha sido "algo más baja", aunque consideraron que sin embargo la celebración ha sido "más tranquila que otras veces".

NOTICIAS RELACIONADAS
  • FOTOS: El Festimad 2006
  • Conciertos: Korn, aperitivo del Festimad
  • Claves del Festimad 2006
  • Todos los datos del festival (en pdf)
  • Destrozos en la pasada edición
  • Fotogalería: Festimad 2005
  • ESPECIAL: guía de festivales  
Mostrar comentarios

Códigos Descuento