La verdadera central nuclear de Los Simpson pasa a mejor vida

Trojan, la central nuclear en la que se basó Matt Groening, creador de Los Simpsons, para diseñar la planta del pueblo de Springfield –localidad en la que vive la famosa y televisiva familia-, ha sido hecha pedazos –según informa The Washington Post-. Esta demolición se ha producido, precisamente, cuando la energía nuclear empieza a emerger en EEUU como un posible salvador de los peligros que acechan al mundo.
La central de 'Los Simpson' a la izq. y la que le sirvió de modelo, al ser dinamitada (Twenty Century Fox / AFP)
La central de 'Los Simpson' a la izq. y la que le sirvió de modelo, al ser dinamitada (Twenty Century Fox / AFP)
Twenty Century Fox / AFP

La central de Springfield se encontraba, en realidad, en el estado de Oregón -a la orilla del río Columbia-.

Todo un símbolo... negativo

El pasado domingo, la gigantesca torre de refrigeración de esta planta -una de las más grandes del país-, fue hecha pedazos tras una explosión controlada.  Durante más de tres décadas, la inmensa estructura de hormigón ha representado para los lugareños todo un

símbolo de la inseguridad, oscurantismo e insalubridad.

Por este motivo, este desplome supone enterrar –de manera algo más que simbólica- lo peor de la energía nuclear, y deja su lugar a la construcción de nuevas centrales más seguras, limpias y ecológicas.

Hay que tener en cuenta que esta planta fue construida en 1976 con el objeto de producir electricidad, y que fue cerrada en 1993 dejando en el aire numerosas suspicacias: problemas técnicos, de seguridad, de rehabilitación de carácter crónico, etc.

   NOTICIAS ANTERIORES

Mostrar comentarios

Códigos Descuento