'Untitled (Shadow)'
Foto de una manifestante neoyorquina tomada el 15 de octubre de 2011 Accra Shepp - Courtesy of Steven Kasher Gallery, New York

Con una cámara de medio formato y película en blanco y negro el artista Accra Shepp fotografía a la vieja usanza, dejando que el carrete avance y las fotos se acaben. Así retrata a los que protestan en Zucotti Park.

Una familia, un par de tímidas estudiantes con hiyab, un chico disfrazado de preso para la ocasión, un hombre con un plato de cartón en la mano... Todos posan relajados y dispuestos a difundir un mensaje, con carteles o simplemente con una intensa mirada.

Occupying Wall Street: A Visual Diary by Accra Shepp (Ocupando Wall Street: Un diario visual por Accra Shepp) es un proyecto que se desarrolla en la galería neoyorquina Steven Kasher. El artista hace todas las semanas entre 20 y 30 retratos de personas que participan en la manifestación en el emblemático parque de Nueva York, cercano a Wall Street, que se ha convertido en el centro de los indignados estadounidenses.

La visión de Shepp ralentiza la acción de la protesta y permite al espectador mantener un contacto visual directo con cada persona.

La galería aloja las imágenes en un espacio acristalado a nivel de calle que permite a los transeúntes ver las obras al pasar por delante del local. Mientras el movimiento de Occupy Wall Street continúe, el fotógrafo seguirá elaborando semanalmente su diario fotográfico.

"El conjunto es la protesta completa"

Quiere ilustrar la diversidad de personajes que espontáneamente se reunen para expresar su rechazo por la desigualdad económica. Los que se han instalado en el parque, los curiosos, los que se pasan por allí un rato, los constantes policías, los periodistas y fotógrafos, los que viven y trabajan en la zona. "El conjunto de los grupos es la protesta completa, todos contribuyen a darle un significado más", dicen los organizadores.
Ilustra la diversidad de los que se reúnen para rechazar la desigualdad
El artista busca una comprensión pública, que quien observe los retratos desconecte de la imagen típica de la manifestación y vea de modo más claro quién protesta. La mitad de las ventas de las fotografías -que se venden a 60 dólares, unos 44 euros- están destinadas a Occupy Wall Street y la otra mitad a que Shepp continúe con el proyecto.