Peregrinos en Mina
Imagen tomada desde un helicóptero del edificio bautizado como The Makkah Clock Royal Tower y las tiendas de capañas de los peregrinos en Mina, cerca de Mecca, durante la peregrinación del Hajj, en Arabia Saudi. EFE

Un tribunal de Arabia Saudí condenó a un australiano a 500 latigazos y a un año de cárcel al declararlo culpable de blasfemia, informaron este miércoles fuentes oficiales australianas.

Mansor Almaribe, de 45 años, fue detenido el 14 de noviembre en la ciudad de Medina mientras realizaba la peregrinación anual a La Meca, el "haj", por insultar a los compañeros del profeta Mahoma.

El condenado no pudo pagarse un abogado y sufre diabetes y problemas de corazón El departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia indicó que Almaribe fue condenado el martes y que el juez rebajó a la mitad la pena de dos años de cárcel que le había sido impuesta inicialmente.

El embajador australiano en Arabia, Neil Hawkins, contactó con las autoridades saudíes para "tratar urgentemente la posibilidad de conseguir indulgencia", dijo un portavoz del departamento.

El periódico de Melbourne The Age informó que Almaribe no pudo pagarse un abogado y que sufre diabetes y problemas de corazón. Uno de los hijos del acusado, Jamal, señaló al rotativo que su padre fue detenido por la policía religiosa mientras leía y rezaba en un grupo. En Arabia Saudí rige la estricta interpretación de la ley islámica o Sharía del Wahabismo, una corriente ultraconservadora del Islam suní.