'Cloud Photographs 1884-1888, London'
Álbum del estudioso escocés Abercromby, con fotos de las nubes de Londres a finales del siglo XIX Ralph Abercromby - © Met Office National Meteorological Archive

La forma algodonosa de los cúmulos, el cielo encapotado de los estratos, los nimbos que anuncian lluvias, las capas finas y extensas de los cirros... En el siglo XIX los meteorólogos no tenían el privilegio de poder llamar a las nubes por diferentes nombres. Todavía no habían alcanzado un consenso sobre cómo interpretarlas y catalogarlas.

Fue a finales de ese siglo cuando los científicos empezaron a usar la fotografía para documentarlas y analizarlas. Con esa ayuda técnica querían captar imágenes fieles y precisas que dieran información sobre la interacción de las nubes con la atmósfera, para crear por fin una clasificación.

Wolkenstudien (Estudios de las nubes) es un acercamiento a los primeros avances de la visión científica del cielo.

Pioneros, millonarios y técnicos

La exposición, en el fotomuseo Winterthur de Zurich (Suiza), muestra los avances revolucionarios de la fotografía meteorológica de nubes, desde su nacimiento en 1880 (con las primeras imágenes tomadas por el estudioso de las nubes Albert Riggenbach en Suiza) hasta las fotos que el primer satélite meteorológico, lanzado por Estados Unidos, capturó en los años sesenta. A principios del siglo XX el tema empezó a interesar a los militares.

A principios del siglo XX el tema empezó a interesar a los militaresEn las fotografías, las notas, la documentación y los atlas de Wolkenstudien se ilustran los orígenes de los partes meteorológicos actuales.

La muestra descubre el trabajo de personajes como el pionero de la investigacción de nubes en el siglo XIX Albert Riggenbach o el adinerado escocés aficionado al estudio de los cielos Ralph Abercromby (1842–1897), pero también reconoce la dedicación de los pilotos de aviones de guerra y de los equipos anónimos de técnicos de los satélites.