Una vecina le ha plantado cara a Xavier Trias por los recortes. La dirigente vecinal barcelonesa María Ruíz Martos ha rechazado la Medalla de Honor de Barcelona, que le entregaba el alcalde convergente, en protesta por los recortes en sanidad y educación.

Personalmente no la puedo aceptar de un Gobierno que está recortando por lo que yo he luchadoConocida como La Maruja, de Nou Barris, esta dirigente ha rechazado el galardón justo antes de que le fuera entregado de manos del alcalde de la capital catalama. "Personalmente no la puedo aceptar de un Gobierno que está recortando por lo que yo he luchado y lucharemos. Gracias y permítame", ha afirmado la vecina ante el sorprendido alcalde.

Sus palabras produjeron un generoso aplauso de los asistentes a la entrega de medallas en el Consistorio barcelonés y el vídeo del acto está teniendo gran repercusión en Internet.

Nacida en Guadix (Granada) en 1936, Ruíz Martos llegó muy joven a Barcelona donde se integró en el movimiento vecinal de los últimos años del franquismo. Fue miembro de la asociación de vecinos de Nou Barris desde su creación en 1970 y participó en 1976 en un encierro de familiares de trabajadores de la empresa Motor Ibérica, entre ellos su marido, cuando iban a ser despedidos. Tras 28 días en una iglesia de Sant Andreu, los 300 familiares, entre los que había numerosas  mujeres y niños, fueron desalojados de forma violenta.

Ruiz Martos también estuvo implicada en la asociación de vecinos de la Prosperitat, de la que fue presidenta y que consiguió la inauguración de un casal de la gente mayor.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.