Bebe
La cantante Bebe durante su miniconcierto en la sala Sol de Madrid. Gustavo Cuevas / Efe

"¡Arañazos! ¡¡Arañazos!!". El acto de presentación del nuevo disco de Bebe en una sala madrileña arranca con un grito de la artista. Suena agudo, estridente, casi un aullido. No es el único cambio que a primera vista se puede apreciar en esta cantautora conocida hasta la fecha por su amor por las rumbitas conmovedoras, a veces llenas de espinas, y los arrullos pop. La extremeña ha reemplazado su look relajado, incluso hippy, por una cortísima minifalda de talle alto con estampados de labios.  Como las adolescentes, lleva las muñecas envueltas por pulseras rojas y doradas, y zapatillas deportivas de tacón a juego con los pendientes amarillos fosforito, almodovarianos.

El nuevo disco, 'Un pokito de rocanrol', se publicará en febrero Cuando convierte las voces en gritos penetratantes y reiterativos en el corte Qué carajo, se diría que la artista de éxitos como Malo o Siempre me quedará se ha pasado los dos últimos años de su vida escuchando el cancionero más punk y extremo de los 80 junto con los ejercicios de fusión de artistas del nuevo siglo con ritmos urbanos - ella asegura que desde que nació su hijo, lo único que escucha son las composiciones infantiles de Cantajuegos- . Se menea en el escenario de un lado a otro, agita las caderas con crispación, sonríe sin importarle que esa falda tan corta esté a punto de enseñar las nalgas.

Esta es, al parecer, la nueva Bebe. Lanzará en febrero su próximo álbum, Un pokito de rocanrol, que anuncia con su letra ''k'' las dosis de rebeldía. En el vídeo que pone en su miniconcierto en la presentación y que muestra cómo se grabó el disco, Bebe no deja de fumar a pesar de encontrarse dentro del estudio parisino Ferber y junto al productor Renaud Letang, conocido por sus trabajos con Manu Chao o Luz Casal. No es casualidad que uno de sus últimos cortes hable de tabaco: Yo fumo. Toda una declaración de intenciones.

El primer single del nuevo CD se llama K.I.E.R.E.M.E y combina el espíritu contestatario del underground con el rap, los arreglos electrónicos y los juegos de palabras. Muchos son los que ven numerosos puntos en común entre este tema con los de artistas como M.I.A. Sin embargo, la ternura siempre se hace un hueco entre la irreverencia cuando se trata de esta cantautora que suplica con obstinación que alguien la quiera (o 'kiera', con 'k'). Y que lo haga "como quiera" (o "como kiera"). Lo principal es que la quieran "en serio".

El resto de temas serán desvelados en febrero, mes en el que la artista ya tiene cerradas algunas fechas de conciertos: estará el día 10 en Sevilla; el 11, en Málaga; el 17, en Barcelona; el 24, en Zaragoza; el 25 en VItoria y el 1 de marzo en Madrid.

Mira bajo estas líneas el primer videoclip de Bebe, K.I.E.R.E.M.E.