Conrad Murray es condenado a cuatro años de cárcel por la muerte de Michael Jackson

  • Se trata de la sentencia máxima que había pedido el fiscal.
  • Murray fue hallado culpable de homicidio involuntario el pasado 7 de noviembre.
  • El juez ha hablado con dureza al condenado, al que acusa de no arrepentirse de lo que hizo y de ser "una vergüenza para la profesión médica".
Conrad Murray escucha la sentencia por la muerte de Michael Jackson: cuatro años de prisión.
Conrad Murray escucha la sentencia por la muerte de Michael Jackson: cuatro años de prisión.
EFE

El magistrado Michael Pastor ha dado a conocer este martes la pena impuesta a Conrad Murray.

El médico de Michael Jackson ha sido finalmente condenado a cuatro años de cárcel por la muerte del rey del pop, quien era su paciente en junio de 2009 y a quien atendió en los momentos previos a su fallecimiento. Se trata de la pena máxima a la que Murray podía ser sentenciado.

Murray, de 58 años, fue hallado culpable de homicidio involuntario por un tribunal en la Corte Superior del condado de Los Ángeles el pasado 7 de noviembre después de un juicio que arrancó el 27 de septiembre. La Fiscalía pidió al juez que aplicara la pena máxima al doctor, 4 años en una cárcel estatal, como finalmente ha sucedido.

Según la nueva legislación penitenciaria californiana su pena será de 2 años en una prisión del condado y no en un centro de reclusión estatal y al final podría ser conmutada por un arresto domiciliario.

El doctor Murray había accedido a cuidar de la salud de Jackson con vistas a la reaparición del cantante en una serie de conciertos en Londres y había negociado un salario de 150.000 dólares al mes, es decir, unos 115.000 euros aproximadamente.

En su veredicto de este martes, el juez del Tribunal Superior de Los Angeles, Michael Pastor, ha calificado la actuación de Murray de "locura de dinero a cambio de medicinas". El facultativo escuchó el veredicto sin mostrar ninguna emoción sentado en su silla.

El magistrado ha hablado con dureza de Murray, a quien ha acusado de mentir repetidas veces y de no mostrar ningún sentimiento de culpa. "En un momento llegó a decir que se sentía traicionado por Michael Jackson, no sólo no se arrepiente sino que culpa a la víctima", ha dicho indignado el juez, que lo ha considerado un "peligro público" y ha reconocido "sentirse ofendido" por las "circunstancias del caso".

"Cualquiera que mire esto de forma objetiva tiene que llegar a la conclusión de que Conrad Murray abandonó a su paciente y eso es una vergüenza para la profesión médica", ha afirmado. Pastor ha calificado las acciones de Murray como de "medicina horrible" y "locura médica" y especulado con las razones que pudo tener el condenado para saltarse los estándares del cuidado sanitario, entre las que ha citado "dinero", "fama" o "prestigio".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento