Carcaño pide perdón a la familia de Marta y asegura que si supiera dónde está el cuerpo "lo diría"

  • Concluye el juicio por el caso Marta del Castillo.
  • Todos los acusados se han reiterado en su inocencia.
  • El hermano de Carcaño ha asegurado que "entiende como padre" el dolor de los padres de Marta del Castillo.
  • CRONOLOGÍA DEL CASO.
La madre de Marta del Castillo, Eva Casanueva, atiende a los medios de comunicación, en la puerta de la Audiencia de Sevilla.
La madre de Marta del Castillo, Eva Casanueva, atiende a los medios de comunicación, en la puerta de la Audiencia de Sevilla.
Juan Ferreras / EFE

El juicio por la violación y muerte de Marta del Castillo ha quedado este martes visto para sentencia después de la ultima palabra del asesino confeso, Miguel Carcaño, quien ha pedido perdón a la familia y ha dicho que no sabe donde está el cuerpo de la víctima.

"No fue mi intención producirle tanto daño; si supiera de verdad dónde está el cuerpo lo diría", ha dicho Miguel Carcaño.

Asimismo, el acusado Samuel Benítez, por su parte, ha dicho: "Siento mucho lo que le ha pasado a la familia de Marta, era también mi amiga y yo no he tenido nada que ver, soy inocente y no puedo aportar nada más".

Por su parte, el hermano de Miguel, Francisco Javier Delgado, ha señalado: "Poco puedo añadir, decir que nunca he participado ni he tenido conocimiento de los hechos delictivos" que se están enjuiciando en la Audiencia Provincial de Sevilla desde el pasado día 17 de octubre. "Creo que lo que hice fue confiar en mi hermano y lo apoyé hasta que supe que me había engañado", ha confesado.

"Mucha gente lo está pasando mal, pero no hay nada que yo pueda decir o hacer para aliviar ese dolor que como padre entiendo", ha asegurado el hermano de Miguel Carcaño, a lo que ha añadido, para concluir: "Confío en la Justicia".

Su novia, María García, entre sollozos y leyendo parte del texto que había escrito previamente en un folio, ha expresado sus condolencias y su pena a la familia de la víctima, pero ha dicho también: "Lo siento, pero no puedo aliviar ese dolor porque no sé nada de lo que le ha pasado a Marta".

El último abogado que ha intervenido este martes ha sido precisamente el defensor de María García que ha expuesto su hipótesis de que el cuerpo de Marta no fue trasladado a un lugar desconocido en la madrugada del 25 de enero de 2009, como sostienen las acusaciones, sino entre las 21.34 y 23.34 horas de la noche, que es el horario barajado por la Policía.

La jornada de este martes se ha dedicado a la defensa de los últimos tres acusados como cómplices de la desaparición del cuerpo de Marta, que han negado cualquier participación a diferencia del asesino confeso, Miguel Carcaño, quien admitió una posible condena de tres años por homicidio imprudente al golpear a la víctima con un cenicero en una discusión.

Un discurso esperado

La madre de Marta, Eva Casanueva, ya había dicho antes del comienzo de la última sesión del juicio que no tenía esperanzas de que los presuntos asesinos de su hija cambiaran su declaración y dijeran dónde está el cuerpo de Marta.

En declaraciones a los periodistas Casanueva lamentó que si "todo sigue su curso, los acusados podrán hacerse las víctimas y quedarán ante la opinión pública como inocentes injustamente condenados".

Sin embargo, ha señalado que no pierde la esperanza de que se produzca una sorpresa en el juicio y "el 'cenicerazo' en la cabeza (de Marta) sea declarado asesinato y no un homicidio involuntario", en alusión a Miguel Carcaño, asesino confeso, que supuestamente golpeó a la joven con un cenicero en una discusión el 24 de enero de 2009.

Fin de un largo juicio

El juicio ha quedado visto para sentencia después de la celebración de 19 sesiones, frente a las 20 previstas inicialmente, ya que el tribunal solicitó a las partes que presentaran sus informes en dos días, y no en tres, como estaba previsto, debido a que una de las magistradas que componen la Sección Séptima de la Audiencia Provincial se dio de baja, con la sobrecargada de trabajo que eso conlleva para el resto de la sala.

El fiscal del caso ha pedido 52 años de prisión para Miguel por los delitos de asesinato, dos delitos de agresión sexual y otro contra la integridad moral, mientras que ha solicitado ocho años para su hermano, Francisco Javier Delgado, y cinco para Samuel Benítez y María García.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento