Asesinan a un voluntario italiano y a una monja croata en un hospital de Burundi

  • Dos hombres armados han entrado a robar en el hospital donde trabajaban las dos personas fallecidas.
  • Los atracadores han cogido dos rehenes y han huido en un coche robado; aunque posteriormente han soltado a los rehenes.
El asalto ha ocurrido en un hospital de Kiremba (Burundi), financiado con dinero italiano.
El asalto ha ocurrido en  un hospital de Kiremba (Burundi), financiado con dinero italiano.
Googlemaps

Un voluntario italiano, Francesco Bazzani, y una monja croata, la madre Lukrecija Mamic, han sido asesinados este domingo por la noche en la localidad de Kiremba (suroeste de Burundi), según ha confirmado el Ministerio de Exteriores italiano en un comunicado. Otra religiosa italiana, Sor Carla Brianza, está herida pero se encuentra ya fuera de peligro en el Hospital de Kiremba.

Según informa la prensa italiana, los dos fallecidos trabajaban en un hospital de Kiremba financiado por la diócesis de Brescia. El misionero responsable del hospital, padre Michele Tognazzi, ha declarado que han entrado "dos hombres armados" en la casa de las 'Esclavas de la Caridad, la congregación a la que pertenecían las dos religiosas, con el objetivo "de cometer un robo".

"Han asesinado a la monja croata y se han apoderado del coche para huir, llevándose consigo a sor Carla y Francesco", el voluntario italiano que trabajaba para la asociación 'ASCOM' de Verona, según ha confirmado el padre Michele.

El misionero ha confirmado que los agresores, "estaban siendo perseguidos por la Policía" y por ello "han hecho bajar a los dos rehenes del coche".

Posteriormente "han asesinado a Francesco con varios tiros a bocajarro, pero sor Carla ha conseguido aferrar con las manos el cañón del fusil que le apuntaba", con lo que "ha ganado tiempo y le ha ayudado para salvarse, porque el agresor, para liberarse de la religiosa, ha utilizado un cuchillo para herirla en las manos, pero después se ha alejado con su compañero". La Policía de Burundi no ha podido alcanzar a los agresores.

Tras ser informado de lo ocurrido, el ministro de Exteriores, Giulio Terzi ha llamado al embajador italiano en Kampala, Stefano Dejak, quien ha confirmado el fallecimiento de Bazzani y ha destacado que la religiosa italiana está recibiendo "la asistencia médica necesaria" y se encuentra "fuera de peligro".

El embajador ha llamado también a la mujer del cooperante asesinado para confirmarle la noticia de su fallecimiento y le ha expresado "el profundo pésame y la cercanía de las instituciones italianas", al mismo tiempo que ha mostrado "la plena disponibilidad" del Ejecutivo italiano para dar "el apoyo necesario" a la familia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento