Alarte cree que el Congreso del PSOE es "la respuesta adecuada" a la situación del partido y aboga porque sea "abierto"

Los dirigentes del PSOE han coincidido este sábado en señalar que el Congreso Nacional del PSOE que se prevé celebrar en febrero debe ser "democrático" y "abierto", pero han discrepado si la elección del secretario general debe realizarse como hasta ahora, a través de los delegados enviados al cónclave o de forma directa entre los militantes El secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, ha dicho que el Congreso "es la respuesta adecuada" a la situación actual del partido y defiende que este cónclave sea "abierto", "de ideas" y de recambio de "liderazgo, de equipos y de proyectos".
Alarte Interviene En La Conferencia Política Del PSPV.
Alarte Interviene En La Conferencia Política Del PSPV.
PSPV

Los dirigentes del PSOE han coincidido este sábado en señalar que el Congreso Nacional del PSOE que se prevé celebrar en febrero debe ser "democrático" y "abierto", pero han discrepado si la elección del secretario general debe realizarse como hasta ahora, a través de los delegados enviados al cónclave o de forma directa entre los militantes

El secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, ha dicho que el Congreso "es la respuesta adecuada" a la situación actual del partido y defiende que este cónclave sea "abierto", "de ideas" y de recambio de "liderazgo, de equipos y de proyectos".

"Es tiempo de ser valiente y de que los militantes del PSOE tomen la palabra en un Congreso abierto, con la mayor participación posible siempre bajo nuestras normas. Pero creo que hay que ser valientes, no es tiempo de que arreglemos esto entre unos cuantos sino fruto de la reflexión de todos porque hemos recibido una severa derrota y tenemos que tomar buena nota", ha añadido luego.

Por su parte, el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha dicho que si es necesario cambiar las normas para que los militantes puedan elegir directamente al responsable del partido, debería hacerse, del mismo modo que se acometieron cambios muy destacados y en un relativo corto plazo, como la última modificación de la Constitución.

A las puertas de la sede socialista en la madrileña calle Ferraz, el presidente del Senado, Javier Rojo, ha sido uno de los más autocríticos y ha defendido que "lo mejor" es que ante este Congreso se produzca "el máximo de participación". A su juicio, esa apertura es algo que están "exigiendo los militantes".

Por su parte, el lehendakari Patxi López también ha indicado que, por el momento, los socialistas hacen una elección "de abajo a arriba, que empieza por los militantes", a lo que ha añadido que si alguien considera que se deben cambiar las normas para que ese proceso sea de otra forma, puede proponerlo en el Congreso.

Mientras, el secretario general del PSOE en Castilla y León, Óscar López, ha comentado a la entrada del Comité Federal que los congresos del partido, tal como están regulados ahora, son un proceso democrático dado que los militantes participan en la elección de los delegados. "El congreso tiene que ser plenamente democrático y lo va a ser, como son todos los congresos y tiene que haber los candidatos que quiera haber", aseguró y añadió que en un congreso "deciden y opinan todos los militantes".

Por su parte, la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad en funciones, Leire Pajín, ha recordado que "los mejores equipos" han salido cuando se ha escuchado a las bases. "El futuro del PSOE no lo podemos decidir solo los dirigentes, tenemos que decidirlo entre todos y entre todas", ha apostillado.

Congreso "abierto" y "de paz"

A las puertas de Ferraz, varios han sido los dirigentes que han hablado de que el Congreso de febrero debe ser "abierto". Es el caso del secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que ha pedido el cónclave sea "de paz", "abierto" y "con libertad". "De paz no significa que deroguemos la libertad, sino que tiene que ser fuerte, lo que se logra fortaleciendo la democracia interna", ha indicado.

"actualizar ideología"

Por otro lado, el líder de los socialistas de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha asegurado que, tras la "severa derrota" del 20-N, un Congreso es "la mejor ocasión" no sólo para "renovar a sus dirigentes" del partido sino también para "actualizar su ideología".

"Eso es lo que tenemos que hacer ahora, con serenidad, sin aspavientos, pero desde luego sin quedarnos inmóviles, dando una respuesta clara, firme, contundente y demostrar que desde luego hemos aprendido la lección", ha enfatizado Barreda. Asimismo, ha comentado que el Congreso debe realizarse con la "máxima participación" y con un "ejercicio de democracia interna impecable" que dará como resultado una nueva dirección federal. CHACÓN:

Ejercicio democrático

Por su parte, la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha evitado desvelar este sábado si será candidata a la Secretaría General del PSOE y sólo ha subrayado que la elección del próximo líder se hará mediante un "ejemplar ejercicio democrático".

Por último, el presidente del Congreso, José Bono, se ha referido al próximo secretario general que, según ha dicho, debe ser un "socialista moderado", "no dogmático" y un "español sin complejos" que sitúe a la defensa de la nación y de los intereses generales como objetivo "político".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento