Asturias, Aragón y Castilla y León se reunirán con Polonia para "reabrir" el debate sobre el carbón

El consejero de Economía y Empleo de Castilla y León, Tomás Villanueva, se reunirá este lunes en Bruselas, acompañado de representantes de Aragón y Asturias, con la Ministra polaca Mika-Bryska para plantear la reapertura del debate sobre el futuro del carbón y permitir la supervivencia de las minas más allá de 2018.
José Manuel Rivero
José Manuel Rivero
EUROPA PRESS

El consejero de Economía y Empleo de Castilla y León, Tomás Villanueva, se reunirá este lunes en Bruselas, acompañado de representantes de Aragón y Asturias, con la Ministra polaca Mika-Bryska para plantear la reapertura del debate sobre el futuro del carbón y permitir la supervivencia de las minas más allá de 2018.

Según ha informado el Gobierno asturiano, la "falta de interés manifiesta" del Gobierno Español sobre el sector ha llevado a las tres comunidades autónomas productoras de carbón a trabajar coordinadamente y diseñar su propia hoja de ruta para luchar por la supervivencia de un sector minero que debe tener garantías de futuro. El Gobierno asturiano se reunió el viernes con los sindicatos mineros para presentar ante la Presidencia Europea una postura en común.

Así, el Principado propondrá a la representante polaca la recuperación del carbón bajo el concepto de reserva estratégica. El mineral permite garantizar la seguridad de suministro ante situaciones de crisis. Considera que al fijar el cierre de las minas en 2018, la Decisión Europea de octubre de 2010 agudiza, sin embargo, la dependencia energética de España, al renunciar a la única fuente autóctona de energía.

Argumentan que con ello contraviene el Artículo 15.4 la Directiva 2009/72/CE, que sostiene que "Por motivos de seguridad del suministro, los Estados miembros podrán disponer que sea preferente la entrada en funcionamiento de las instalaciones generadoras que utilicen fuentes de combustión de energía primaria autóctonas en una proporción que no supere, en el curso de un año civil, el 15 % de la cantidad total de energía primaria necesaria para producir la electricidad que se consuma en el Estado miembro de que se trate".

El cierre de las minas antes de final de 2018 conllevaría, además, "drásticos efectos socioeconómicos", puesto que sólo en el Principado desaparecerían millares de puestos de trabajo, según el Gobierno asturiano.

El Principado entiende que las minas que hayan llegado a ser competitivas más allá de 2018 no deberían estar obligadas a devolver las ayudas recibidas, sin perjuicio de que se articulen otro tipo de medidas como la obligación de acometer una mayor inversión en I+D+i o en captura y almacenamiento de CO2, entre otras posibles opciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento