Zapatero reconoce que el PSOE ha salido "herido" del 20-N y "errores de gestión" en la crisis

  • El secretario general del PSOE ha comparecido en el Comité Federal de su partido tras el 20-N.
  • Según Zapatero, los socialistas han salido "heridos" de estas elecciones por los malos resultados obtenidos.
  • Ha asegurado que los recortes que llevó a cabo su Gobierno fueron para "evitar que ocurriera lo que ha ocurrido en otros países".
  • También ha admitido "errores de gestión y de comunicación" en lo referente a la crisis económica.
  • De cara al congreso ordinario del PSOE, ha pedido un "debate robusto" y "libre elección democrática" en este.
  • Resultados de las elecciones generales del 20 de noviembre.
Imagen de archivo del presidente de Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero.
Imagen de archivo del presidente de Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero.
Emilio Naranjo / EFE

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado en el comité federal de su partido que su Gobierno hizo "lo necesario" y que "no había alternativa, en condiciones muy difíciles", para justificar la gestión que ha realizado su Ejecutivo de la crisis económica.

Para Zapatero, esta crisis ha supuesto una "situación adversa", a la vez que "intensa y cambiante", y la ha calificado como  "la peor que hemos conocido las generaciones vivas". Sobre los recortes que aplicó ante las exigencias de Europa, el jefe del Ejecutivo en funciones ha asegurado que estas medidas se tomaron "para evitar que ocurriera lo que ha ocurrido en otros países, en referencia a Grecia.

Con esa premisa, de acuerdo con su análisis, ha actuado el Gobierno, a fin de evitar que a España le ocurriera lo que a Grecia y otros países, que han perdido su autonomía financiera y han sido empujados a asumir una situación de claro empobrecimiento interno con una perspectiva muy difícil para muchos años.

Por eso, ha asegurado que el Ejecutivo desplegó un esfuerzo "absorbente y agotador" para evitar algo que hubiera tenido consecuencias muy graves a corto y medio plazo en el futuro económico y social y en la propia autoestima democrática como pueblo.

Y lo han hecho en el contexto poco favorable de una UE que no ha sido capaz de encontrar una solución estructural hasta ahora al problema de la deuda para el futuro mismo de la unión económica y monetaria.

"Heridos" por la derrota el 20-N

Sobre los resultados que obtuvo el PSOE en las elecciones generales del 20-N, que ha asegurado fueron "malos", los ha justificado con el drama que ha supuesto para España esta crisis y con el alto desempleo, además de a errores de gestión y de comunicación del Ejecutivo. A la vez, ha afirmado que el vuelco electoral favorable al PP "no es difícil entender que en el ánimo de muchos ciudadanos el deseo de cambiar la realidad haya ido por la vía de cambiar el gobierno".

Según Zapatero, los socialistas han salido "heridos" de esta derrota electoral, pero ha agradecido al candidato del PSOE a la presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, el esfuerzo, empeño y la energía que ha desplegado "en circunstancias poco propicias", y en un escenario que es "difícil imaginar" que pueda ser "más adverso".

Ha agradecido igualmente el trabajo desarrollado por todo el Comité Electoral del PSOE que ha dirigido Elena Valenciano, así como el apoyo de los casi siete millones de españoles que han dado su respaldo a los socialistas. Con ellos, ha dicho, el PSOE ha comprometido un programa de acción para los próximos cuatro años, que debe guiar su futura labor de oposición.

Además, ha emplazado a todos, con él a la cabeza, a asumir con "humildad y entereza democrática" el varapalo electoral, y con esas mismas bases empezar este sábado a dar el primer paso hacia el futuro, que culminará en el congreso federal ordinario previsto para los días 3, 4 y 5 de febrero en Sevilla.

En su análisis, ha dicho que los ciudadanos han proyectado sus reproches y sus demandas sobre el Gobierno y el partido que le sustenta, como ha ocurrido también en otros países que han celebrado elecciones.

Pide un "debate robusto" en el congreso de febrero

Zapatero ha apostado por un "debate robusto" en el próximo congreso federal de su partido y por la "libre elección democrática" de la nueva dirección como paso indispensable para volver a recuperar la confianza de los ciudadanos.

Una "ardua tarea", a su juicio, la que tiene el PSOE por delante para tratar de recuperar los apoyos perdidos y la confianza de los ciudadanos en un partido capaz de gestionar la economía y fomentar el empleo.

"Ésta es ya la tarea del futuro, la que le corresponderá realizar a la nueva dirección", ha apostillado, convencido de que la historia del PSOE "se construye también y sobre todo congreso tras congreso, con el debate robusto y la libre elección democrática de la dirección".

Tras indicar que así lo han hecho los socialistas en todos sus congresos federales y que así lo harán en el de febrero, Zapatero ha subrayado que éste "ya es el tiempo de los militantes, de abrir nueva etapa".

Se ha mostrado seguro asimismo de que ningún partido se identifica más que el PSOE con los valores predominantes de la mayoría social, por lo que no hay que buscar ahí las causas de la derrota, sino en el descontento político y en la intensa preocupación social generada por la persistencia de la crisis y las dudas sobre la capacidad de salir de ella.

Así las cosas, ha recordado que el PSOE es capaz de movilizar "amplias corriente sociales cuando es percibido como alternativa de gobierno".

"Esa es nuestra vocación natural desde el inicio de la transición, ser partido o alternativa de gobierno, ser fuerza mayoritaria, y en tal condición nadie ha dejado tanta huella en la democracia española, una huella de modernización y progreso", ha incidido.

Ahora, según Zapatero, el objetivo es "volver a serlo y pronto", y para ello el PSOE tendrá que saber volver a tomar el pulso a los valores mayoritarios de la sociedad española en un mundo global y cambiante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento